El brasier es una de las prendas más importantes en el outfit de la mujer. Elegir la talla correcta es importante tanto para la estética y la autoestima, como para la salud. Aún así, el 80% de las mujeres desconoce su medida correcta de sostén, y por lo general utilizan uno demasiado grande en la espalda y muy pequeño en la copa, según revela Daniela Karam, gerente de experiencia al consumidor de la nueva tienda de lencería Victoria’s Secret en Panamá.

Si el sostén logra encajar de la forma deseada y adecuada, brinda seguridad y confort a la mujer, reflejándolo en su forma de actuar. “La importancia de usar la ropa interior correcta es principalmente que te sientas cómoda en tu día a día y muestres mucha más confianza en ti misma. La seguridad la muestras por lo que cargas, desde la lencería hasta la ropa”, asegura Karam.

CUIDA LA ESTÉTICA

Llevar el brasier apropiadao también le permite a la mujer verse mejor. “Si llevas la talla incorrecta te vas a ver totalmente desproporcionada y la ropa no te va a quedar bien. Las mujeres a veces tienen bultos en el pecho o pareciera que las prendas no le quedan, porque probablemente la ropa interior no es la mejor”, asegura la stylist y asesora de imagen María José Grimaldo.

Esclarece que aunque la comodidad es un punto fundamental a la hora de elegir el brasier, es muy importante considerar ciertos detalles estéticos. ‘”Si te vas a poner una camisa de seda, no te pongas un brasier de algodón porque se va a notar la textura”, afirma, apuntando que hay brasieres tipo nylon, cuya textura es más suave y no se pega a la camisa.

“Si te vas a poner un t-shirt muy pegado al cuerpo, no te pongas un brasier de encajes porque se va a transparentar; o si te estas poniendo algo traslúcido, ponte un color de brasier del mismo color para que no se vea otro color a través de la tela”, sugiere. Insiste que si se opta por una prenda sin mangas, lo mejor es llevar un strapless “porque nadie quiere estar viendo tus tiras”.

A pesar de que el brasier es una pieza que normalmente no se ve, en la actualidad hay una tendencia de mostrarla un poco, como si se tratara de un complemento más del atuendo. En este caso, hay que saberlo elegir. “Ese es el bralette y la idea es que se note. Se ve súper lindo, femenino y sexy. Por ejemplo, con camisas de espalda escotada puedes utilizar bralettes con encaje atrás. Los de cuello alto son perfectos con chaquetas y con un suetercito encima”, subraya Daniela Karam.

DE ACUERDO A LA OCASIÓN

El estado de ánimo influye en el tipo de brasier a usar. “Depende de cómo te sientas, de lo que quieras transmitir y cómo te quieres sentir”, expresa Karam, aclarando que toda mujer siempre debe tener en su clóset un brasier clásico con realce natural, especialmente para utilizar a diario. “Si te quieres sentir voluptuosa y sexy, puedes utilizar un brasier con un escote bastante pronunciado. Si eres una persona más romántica y sutil pero quieres seguir sintiéndote sexy, puedes usar encajes”.

El momento y la ocasión también son determinantes. “De día depende de lo que a cada mujer le gusta. Hay unas que se identifican más con el área de push up, hay otras que utilizan encajes todos los días, hay otras que les gusta la comodidad del algodón a diario”, dice.

La stylist Grimaldo coincide con Karam en que todo depende del gusto personal, sin embargo, afirma que “para el day to day es mejor usar un tipo de brasier que sea más parecido a un sport bra , que tenga buen agarre del busto, para que no se caigan más los senos con la edad, pues la ropa que utlizamos en el día es un poco más cubierta”.

Para la noche, destaca que es importante tener mucho cuidado en el tipo de ropa que se usa debajo. “Normalmente usamos ropa un poco más ceñida y no ponerte el brasier adecuado te saca los temidos gorditos’. Menciona que tampoco es bueno cuando los brasieres se suben mucho o aprietan mucho la espalda, pues ‘pareciera que te estuviera cortando la circulación”.

Para hacer ejercicios, la asesora de imagen sugiere un sport bra, ‘algo que te agarre bien, que tenga varilla, porque cuando brincas y el busto se mueve tanto, eso te afecta’.

La lencería ahora también se muestra a través de la ropa.

CUESTIÓN DE SALUD

El brasier no solo tiene connotaciones estéticas. Es un gran aliado de la mujer para la postura, especialmente en mujeres con busto grande. ‘Desde el punto de vista de salud, la función del sostén está relacionada con equilibrar la distribución del peso de la mujer’, asevera el ortopeda y traumatólogo del Centro Médico Paitilla, el doctor Ariel Saldaña.

Explica que “si las mamas son muy grandes, el centro de gravedad de la mujer se desplaza hacia adelante y esto obliga a los músculos de la espalda a trabajar más para contrarrestar este peso”. Entonces, por el exceso de peso en la parte anterior del cuerpo, se pueden generar dolores de espalda baja.

“El uso del sostén en estos casos ayuda a prevenir estos dolores junto con una disciplina de ejercicios y posturas adecuadas’, subraya. Aclara que en caso de mamas pequeñas, ‘no hay ninguna diferencia”.

El especialista ilustra que colocarse la talla incorrecta de sostén puede ser perjudicial para la salud. “Médicamente hablando, si se usa una talla muy pequeña el problema es que se está apretando una estructura que tiene nervios, arterias y venas, y todo esto puede dar síntomas de compresión (dolor, irritación, lesiones por mala circulación)”. Usar tallas grandes no genera problemas médicos, según el galeno.

Saldaña recomienda usar el tamaño adecuado de copa (A, B,C,D, etc.) para que no haya compresión. El brasier debe ser “preferiblemente sin varillas, de material blando, que no produzca marcas en la mama. Y la medida de circunferencia (32, 34, 36, etc.) debe ser la adecuada para no lesionar la espalda”.

Revela que el uso del sostén no es ni bueno ni malo. “La pregunta es si es necesario médicamente. Si las mamas son grandes, es preferible usarlo por lo mencionado anteriormente. Si son pequeñas, no es necesario médicamente usarlo”.

ENCONTRAR EL SOSTÉN IDEAL

Implica mucho más que conocer tus medidas

La tienda Victoria’s Secret ofrece la experiencia bra fit.

Con una cinta métrica puedes conocer la medida de la talla y la copa por ti misma; en internet hay tablas de conversión que te permitirán realizar el procedimiento. Sin embargo, no solo se trata de medidas: Para seleccionar el sostén ideal, hay que estar consciente sobre qué tipo le ajusta mejor a la forma del seno, cómo debe entallar e incluso cuáles son las tallas gemelas para corregir las pequeñas diferencias entre fabricantes, por lo que debes acudir a un lugar donde te asesoren y te pruebes muchos brasieres.

Tiendas especializadas en lencería actualmente buscan ofrece una experiencia completa de medida de talla. “Queremos que te sientas dentro del clóset soñado que todas queremos tener”, dice Daniela Karam, gerente de experiencia al consumidor de la tienda Victoria’s Secret. Al entrar a la tienda, uno de sus empleados indaga sobre tus gustos y tu estilo de vida para asesorarte sobre los modelos que te convienen. Luego te miden la talla para ofrecerte un ‘bra’ a tu medida.

El procedimiento consiste en medir el tronco de la persona alrededor de la caja torácica con una cinta métrica. El resultado de esta medición arrojará la talla, mientras que al calcular la longitud alrededor de la parte más prominente del busto se conocerá el tamaño de la copa (A, B, C y D), de acuerdo a una tabla de conversión que se maneja en la tienda. Karam recomienda hacerlo cada seis meses, ya que el cuerpo tiende a cambiar un poco si se modifican ciertos hábitos.