El café verde de Costa Rica, producido a 700 metros de altura en una región llamada Nicoya, ha servido como fuente una inspiración para crear productos cosméticos rejuvenecedores.

Resulta que la casa de belleza Chanel utilizó el café del país centroamericano, junto a olivos de Cerdeña y lentiscos de Grecia, para crear su nuevo producto de belleza denominado Blue Serum.

Los granos del café verde de Costa Rica son ricos en cafestol kahweol, que son moléculas antioxidantes muy efectivas.

“El café verde de Costa Rica tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes reforzadas”, explicó Armelle Souraud, directora de comunicación científica de Chanel durante el lanzamiento del producto de belleza en Panamá.

“Uno siente la fuerza de la vida, en todo y en todas partes. Su energía se percibe en ese arbusto silvestre donde florece el café verde, portador de un poder que no existe en otra parte. Es algo especial, algunos lo creen un misterio: Es simplemente vida. Tal vez por eso aquí la gente vive más tiempo”, ampliaba un video durante la presentación.

Souraud agregó que la oliva de Cerdeña posee un alto contenido de polifenoles y ácidos grasos esenciales para proteger la piel, mientras que la goma de lentisco griego es rica en ácido oleanólico.
El extracto de oliva de Cerdeña es otro ingrediente activo del Blue Serum. Se logra combinando aceite de oliva, rico en ácidos grasos esenciales y omegas 3,6 y 9 y las hojas de polifenoles que contienen antioxidantes.

Estos atípicos ingredientes fueron seleccionados por los investigadores de la casa francesa, luego de meses de minuciosos estudios en estas regiones denominadas zonas azules, donde las personas viven alrededor de 100 años y comparten un estilo de vida basado en una dieta saludable y balanceada, actividad física regular, buen manejo del estrés y una estructura social estrecha.

Blue serum está inspirado en las zonas azules. Es un suero compatible con cualquier otro producto de tratamiento. Promete dejar la piel saludable, firme, lisa y uniforme.

Al comparar el comportamiento de los centenarios y el de la piel juvenil de larga duración, Chanel identificó varias similitudes, Además, concluyó que existen cuatro mecanismos esenciales para la longevidad cutánea, como energía celular, comparable al ejercicio físico diario en las zonas azules; metabolismo celular, igual de importante que una dieta balanceada; adaptación a estrés celular, esencial para enfrentar la arremetida de la vida diaria; y comunicación intercelular, esencial para el beneficio de la piel como la vinculación social en las zonas azules.

La experta en belleza enfatizó en que no se trata de un producto anti -envejecimiento, sino que en la actualidad los laboratorios están explorando la longevidad como otra manera de que las mujeres cuiden de sí mismas. “Longevidad no significa ser menos vieja, sino estar más saludable”, expresa.

El sérum, apto para todo tipo de pieles y edades, es suave al tacto y seca de inmediato. Promete mejorar la longevidad de las células cutáneas y activar la juventud de la piel. Se puede utilizar de día y de noche, como parte de la rutina de belleza para proteger, regenerar, reparar y prevenir daños en la piel.