Los océanos, que proporcionan un aporte valioso a los ecosistemas, están cada vez más contaminados, más degradados, más amenazados. Y el hombre es el principal destructor de esta importante masa de agua.

“Una de las principales amenazas que enfrentan los océanos es el cambio climático, y si nosotros vamos talando los manglares, que son barreras naturales, estamos haciendo un gran daño porque va creciendo el océano y se va comiendo la tierra donde vivimos”,  señala Magdalena Velázquez, gerente de comunicaciones de MarViva Panamá, fundación que realiza acciones en Panamá, Costa Rica y Colombia para proteger el  corredor marino del Pacífico Este Tropical.

La contaminación, tanto por el plástico como por desechos químicos, es otro de los factores que destruye los ecosistemas marinos. “La gente de la industria tira desechos al mar, de hecho hay muchos estudios que dicen que los peces tienen mucho mercurio y sustancias químicas. Al final los que nos contaminamos somos nosotros mismos” afirma Velázquez.

EFE/Greg Torda/Arc Centre Of Excelle
Esta fotografía, facilitada el 29 de noviembre de 2016 por el Centro de Excelencia para los Estudios de los Arrecifes de Coral, muestra corales muertos en la Gran Barrera de Australia.

Según las Naciones Unidas, en la actualidad el 30% de las pesquerías están sobreexplotadas, mientras que el 50 por ciento están completamente explotadas. Además, los hábitats costeros están bajo presión, con la pérdida de aproximadamente del 20% del coral y la degradación del otro 20 por ciento.

El organismo, que por estos días realiza en Nueva York la Conferencia de los Océanos con el fin de hacer un llamamiento para conservar y usar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos, señala en su sitio web que “los deshechos de plástico matan un millón de pájaros y unos cien mil mamíferos marinos al año. Se estima que el 80% de la polución marina procede de actividades en la tierra”.

Sin obviar que los grupos vulnerables, como las mujeres, los niños, los indígenas, las comunidades costeras y los países con una gran dependencia de los océanos y sus recursos marinos, están especialmente afectados.

Un día por los océanos

“Hoy 8 de junio, estamos celebrando el Día Mundial de los Océanos, que declaró formalmente la Asamblea de las Naciones Unidas desde el año 2009 con el único objetivo de recordar por qué los mares son importantes”, señala Magdalena Velázquez.

“3/4 partes del planeta son mar, el 50% del oxígeno que respiramos proviene del mar, el mar nos da recreación, remedio, transporte, alimentación, entonces de ahí la importancia de mantenerlo saludable”, precisa Velázquez.

Magdalena recalca que la salud de los océanos en Panamá es terrible. “Todos los días llega basura al mar. En el mes de los océanos (septiembre), que vamos a limpiar las playas a nivel nacional junto a varios organismos, te das cuenta todo lo que llega al mar. Hay refrigeradoras, sofás y todo tipo de cosas”.

Los océanos de Panamá reciben en dos épocas del año a las ballenas con sus crías. Entre sus acciones, la Fundación MarViva tiene la temporada de avistamiento responsable de cetáceos.

No obstante, ella se mantiene positiva. “Pienso que podemos sumar a más gente, informarnos y comenzar a limpiar y a hacer nuestra parte para que los desechos dejen de llegar al mar. Nuestra invitación es que todos se sumen desde cualquier sector. Un ejemplo grande han sido los chefs, que han sido parte de nuestra iniciativa de consumo responsable, donde ellos cocinan especies que no están en peligro”.

Cómo ayudar

Para ayudar a conservar los océanos, es importante considerar las tres erres (reducir, Reutilizar, Reciclar).  “Lo primero que se debe hacer es Reducir el consumo de las cosas. Compramos muchas cosas que no necesitamos. Si reduces, dejas de llevar más empaques y productos que no necesitas, que se convierten en residuos y muchas veces son agentes contaminantes”, subraya Magdalena.

Luego está Reutilizar. “Sí es importante porque se estima que para 2050 va a haber mas plástico que peces en el mar”.

Grupo de voluntarios limpiando las playas en el Mes de los Oceános.
Reducir, Reutilizar y Reciclar son tres acciones que podemos hacer para evitar producir tantos residuos, que muchas veces van a parar al mar.

Por último, se debe Reciclar periódicos, vidrios, tetrapack… FAS en Clayton lo recibe y la gente de Costa Recicla en Costa del Este; las cadenas de supermercado Riba Smith tienen dispensadores para poner todo separado. Entonces no hay excusa para no hacerlo”, señala Velázquez e invita a aquellos que no reciclan, empezar a hacerlo hoy.

“Esto ayuda porque por ejemplo, una bolsa de plástico que es muy liviana, si no está desechada en un lugar correcto, va a volar a un rió y de ahí al mar, entonce la tortuga que va nadando la confunde con una medusa, que es su alimento, se la come e inmediatamente se muere. Lo tortuga se desintegra, la bolsa queda intacta y va a otra especie”, ilustra Magdalena, esclareciendo que a las bolsas plásticas se les llaman ‘asesinos en serie’.

“Por eso promovemos el uso de las bolsas de tela cuando vamos al súper. Ahora viene una campaña bien buena que se llama ‘Chao plástico’, donde queremos disminuir el uso de las bolsas plásticas en la mayor medida. Vamos a invitar a famosos para que se sumen y contagien a otras personas por el bien de nuestros océanos”.