Septiembre fue instituido por La Federación Mundial del Corazón, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unesco, como el mes del corazón. El objetivo del reconocimiento es dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares (ECV), su prevención, control y tratamiento, pues son la principal causa de defunción en todo el mundo.

La OMS estima que 17,5 millones de personas en el mundo murieron por enfermedades cardiovasculares en 2012. El organismos también apunta que las ECV afectan en mayor medida a los países de ingresos bajos y medianos: alrededor del 75% de las defunciones por esta causa se producen en esos lugares.

A raya con la insuficiencia cardíaca

Las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse con buenos hábitos.
Las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse con buenos hábitos.

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos. La insuficiencia cardíaca es una de las ECV más comunes en Panamá, y afecta tanto a hombres como a mujeres.

“La insuficiencia cardíaca es una alteración en la cual el corazón no tiene una óptima capacidad de bombear oxígeno al resto del cuerpo de forma eficiente; por ello, el paciente comienza a sentir falta de aire cuando está realizando alguna actividad física”, afirma el doctor Daniel Pichel, cardiólogo de Centro Médico Paitilla.

El especialista indica que esta condición puede empezar después de los 40 años de edad y las causas pueden ser desde la hipertensión mal controlada, enfermedades coronarias y enfermedad de las válvulas cardíacas, hasta arritmias.

La enfermedad, según el cardiólogo, es más común en hombres que en mujeres; sin embargo, “conforme va aumentando la edad, sobre todo al llegar a los 60 años, ambos sexos pueden padecer esta enfermedad”. Esclarece que algunas personas pudieran desarrollar la insuficiencia cardíaca antes de la edad señalada, “cuando tienen problemas con las válvulas o del corazón”.

Aunque la alteración puede ser asintomática (si se lleva una vida sedentaria), cuando la persona empieza a realizar alguna actividad física, “los síntomas que pueden aparecer son falta de aire con poca actividad física, sensación de cansancio o agotamiento e hinchazón de las piernas, pies o cuerpo por la retención de líquidos”, subraya el galeno.

Más frutas y verduras, menos frituras y tabaco

Comer saludable es clave para evitar las ECV
Comer saludable es clave para evitar las ECV

La OMS estima que 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes vasculares cerebrales (AVC) son prevenibles. Para evitar la insuficiencia cardíaca, al igual que el resto de las ECV, es necesario mantener la buena salud cardíaca, por medio de hábitos saludables. “Las principales causas de enfermedad vascular son el consumo de tabaco, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable”, sostiene la OMS en su sitio web.

El doctor John Agwunobi, director ejecutivo de salud y nutrición de Herbalife, especifica que para cuidar el corazón, hay que “lograr y mantener un peso saludable, así como comer sano, incluyendo en la dieta frutas, verduras, granos enteros y lácteos bajos en grasa”.

Susan Bowerman, directora de capacitación sobre la nutrición de Herbalife coincide Agwunobi y apunta que una dieta saludable para el corazón también debe incluir proteínas magras, cantidades adecuadas de fibra y cantidades modestas de azúcar, sal y grasa saturadas”.

El cardiólogo Pichel está de acuerdo y expresa que también es fundamental evitar el consumo de tabaco y de  frituras, al igual que tener un control médico adecuado.

Mejor un poco, que nada de ejercicio

No es necesario realizar rutinas de actividad física exigentes. Si tienes poco tiempo o ganas, 30 minutos será suficiente para la buena salud del corazón.
No es necesario realizar rutinas de actividad física exigentes. Si tienes poco tiempo o ganas, 30 minutos será suficiente para la buena salud del corazón.

Mantenerse activo es otra de las recomendaciones del doctor Agwunobi. “Uno de los consejos básicos para mantener y fortalecer la salud cardíaca es realizar al menos 30 minutos de ejercicio moderado al día”.

La falta de tiempo no es una excusa, pues siempre el cuerpo agradecerá aunque sea un poco de actividad física. Samantha Clayton, directora senior de educación física mundial en la marca de suplementos alimenticios, subraya que el ejercitar un poco cada día es una gran manera para mejorar la salud cardíaca. “Siempre es mejor realizar algo de ejercicio en vez de nada”, dice.

“Cuando te sientes atareado y estresado, comprométete a tener diez minutos, aunque no puedas encontrar más tiempo para una sesión de ejercicios. Una grandiosa manera para realmente beneficiarte de una sesión corta es enfocarte en un área específica del cuerpo o un elemento de condición física, tal como ejercicios de fuerza, cardio o flexibilidad”, distingue.