Cada vez los espacios de las viviendas son más reducidos. Ni hablar de los baños. Si tienes este problema, no te afanes, existen ciertos trucos en decoración que te permitirán que el espacio de tu baño luzca más grande de lo que en realidad es.

Solo es cuestión de hacer ajustes a la iluminación, los revestimientos, los detalles y ciertas piezas decorativas. Y ¡’voilà‘! El poco espacio disponible se transformará en un rincón amplio y lindo.

La importancia de los revestimientos 

“El primer consejo para que un baño luzca más amplio es no recargarlo”, dice la arquitecta de Studio Cúbico, Giovanna Della Togna. Agrega que esto se debe tener presente desde la selección de los materiales de revestimiento, evitando combinar muchos estilos y colores diferentes.

Uno de los trucos de la diseñadora de interiores Angélica Mosqueda para lograr la sensación de amplitud, es “revestir las paredes con azulejos o materiales de formatos grandes, ya sean cuadrados o rectangulares”.  Sugiere utilizar mármol o porcelanato en un solo tono claro para todo el baño, como beige, blanco y gris claro.

Mosqueda opina que a la hora de instalar azulejos en paredes, no se debe escatimar en revestir las paredes completas de piso a techo. “Esto añadirá un efecto de amplitud y altura”, destaca.

El uso de espejos y de diferentes tipos de iluminación, permitirá lograr un efecto de mayor amplitud.

Espejos, los mejores aliados

La utilización de espejos en lugares específicos dará la sensación de mayor amplitud en espacios reducidos. Esto también aplica en los baños.

Mosqueda sugiere utilizarlos de dimensiones amplias, que abarquen gran parte de la pared. “Esto dará un increíble efecto de profundidad y amplitud”.

Jugar con la iluminación

La iluminación juega un papel fundamental a la hora de crear ambientes y de ampliarlos. “Si existe luz natural, debemos aprovecharla al máximo”, precisa Mosqueda. Agrega que se debe colocar luz cálida en el área del espejo “para poder vernos y maquillarnos”.

 La arquitecta María Cristina Tapia, también de Studio Cúbico sugiere trabajar en un diseño de cielo raso donde se pueda acentuar cada espacio con la iluminación adecuada. “Generalmente las promotoras entregan los baños pequeños con una sola luminaria o máximo dos, dejando de un lado el área de la ducha. Lo ideal es acentuar la iluminación de la ducha, simulando lo más posible la entrada de luz natural”, expresa.

Escoger las piezas sanitarias de color blanco, así como tomar en cuenta las dimensiones “para que no interfiera con la circulación y apertura de puertas de acceso”, son otros detalles que indica Angélica Mosqueda para lograr que el baño luzca más espacioso.