La mujer profesional actualmente tiene una vida muy agitada: Trabajo en la oficina, reuniones, conferencias, citas con clientes, cocteles, sin obviar el tiempo que emplea en los tranques, así como en el cuidado de los hijos, del hogar y de ella misma.

Con tantos pendientes y compromisos, muchas veces la alimentación se deja en un segundo plano, ya sea por falta de tiempo o porque no se es consciente de la importancia de comer de forma balanceada. ¡Grave error! El no planificar correctamente las comidas del día, es un peligro para la salud.

“La mayoría de mujeres que no están conscientes de su alimentación y trabajan arduamente, por lo general, no le prestan atención a la alimentación y tienden a comer comidas altas en calorías, ricas en grasas, azúcares y sal. Comen lo primero que se les antoje y compran en restaurantes de comidas rápidas, lo que puede afectar su metabolismo, su peso y su estado de salud”, explica Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife.

 La nutricionista esclarece que en estos casos, “las mujeres suelen obviar el consumo de vegetales, frutas, líquidos y agua durante el día y también tienden a obviar el consumo de granos integrales y carnes blancas”, lo que impide llevar una dieta balanceada que cubra todas las necesidades del organismo y le permita su buen funcionamiento.

 Cuántas comidas al día debe consumir una mujer trabajadora

Se debe consumir al menos tres snacks saludables al día para acelerar el metabolismo.

Ana Cristina Gutiérrez menciona que “una mujer que trabaja en horario de 8 de la mañana a 5 de la tarde (9 horas), debe comer cada tres horas para un total de cinco comidas”. De estas comidas, debe haber tres tiempos fuertes y al menos dos meriendas.

Sobre las comidas, subraya que a cada una se le debe dedicar por lo menos 20 minutos.

 En relación a los snacks, indica Debe consumir de 2 a 3 snack, dependiendo de las horas del día. “Puede ser uno a media mañana, otro a media tarde y uno adicional dos o tres horas antes de acostarse”, dice, añadiendo que se puede consumir meriendas saludables como yogurt descremado, nueces, almendras, frutas frescas, batido de frutas, barra de cereal baja en calorías o un batido nutricional, que aporte calorías controladas.

 Tips para tener una buena nutrición

A pesar de la apretada agenda y la agitada rutina, la nutricionista sugiere a las mujeres trabajadoras seguir las siguientes recomendaciones para tener una buena nutrición:

  • Elegir fuentes saludables de proteínas
  • Cambiar los granos refinados por los integrales
  • Ingerir más agua, té y refrigerios más saludables
  • Organizar la alimentación. Lo ideal es planificar durante los fines de semana lo que va a consumir durante la semana.
  • Organizar desayunos o almuerzos. Si se lleva comida al trabajo, considerar la lista de compras en el supermercado. Elaborar una lista de alimentos que te guste ingerir y que sean saludables.
  • Combinar los platos al comer, de forma tal que tenga los tres grupos más importantes de comida: Carbohidratos (50%), proteína (25%) y vegetales (25%).
  • Incluir las meriendas saludables.
  • Involucrar un batido que se pueda preparar todos los días.

 Un cuidado integral

Hacer ejercicios también es fundamental para mantener un bienestar integral.

El bienestar integral va más allá de una buena alimentación. “Una mujer no solo debe planear qué come, sino que debe combinarlo con ejercicios de dos a tres veces por semanas como complemento a la alimentación. En Herbalife impulsamos un estilo de vida saludable que incluye una alimentación balanceada, ejercicio constante y una adecuada hidratación”, dice la nutricionista.

Según Gutiérrez, el bienestar integral le permite a la persona verse y sentirse mejor con ella misma. “La alimentación adecuada puede ayudarnos a sentirnos más felices, no sólo porque nos veremos mejor, sino porque también internamente estaremos mejor”, destaca.

La costarricense Ana Cristina Gutiérrez, recientemente estuvo en Panamá de la mano de Herbalife, para hablar temas relacionados a la nutrición.