Hoy día pareciera ser que la moda no tiene reglas y que se trata de algo más espontáneo y experimental, que revela la personalidad de cada persona.

“En esta época y con todas las tendencias que están viniendo, lo que está de moda es ser uno, tener un estilo propio. Esa es la primera impronta para resaltar en un evento, mas allá de cumplir las reglas del dress code”, señala Camila Remoli, productora de moda, esclareciendo que es fundamental siempre agregar algo único al look que se lleve.

Aunque en la moda pareciera que todo se vale (combinaciones atípicas, nuevas texturas y cortes novedosos combinados con elementos más clásicos y atemporales), lo cierto es que existen ciertos lineamientos, reglas de oro que nunca caducan, que te permitirán estar a tono con la ocasión y lucir siempre genial.

“Tanto de día, como de noche, hay ciertas reglas, códigos implícitos, para saber vestir bien”, recalca Remoli. A continuación, te decimos las que nunca fallan.

1. Negro, el rey

EFE/EPA/IAN LANGSDON
Un vestido negro a las rodillas, con detalles de encajes, te hará lucir sencilla, pero elegante, como la actriz italiana Jasmine Trinca en Cannes.

Para Remoli, quien posee estudios en marketing de moda y es profesora de Producción de Moda de Noun Capacitación Ejecutiva, una de las leyes en la moda es que el negro nunca falla. “El vestido negro tradicional es un must have. Si se combina con unos stilettos, que estilizan la figura y los accesorios adecuados, dependiendo de la tipología del cuerpo, una mujer siempre estará alucinante”.

2. Conocer tu cuerpo 

DANIEL DAL ZENNARO/EFE
Si la idea es resaltar la figura, un fajón atado a la cintura puede ser una gran idea. Diseño de Bluemarine en el Milan Fashion Week.

Otra regla de oro para vestirse bien, según la productora de moda, es “conocer la forma del cuerpo y saber adaptar la moda con la tipología del mismo”.

Así, si una mujer tiene el torso grueso, según Remoli no se debe poner tantos accesorios en el cuello, para evitar agregar volumen.

Te puede Interesar:  Con o sin realce, ¿qué tipo de sostén usar?

En el caso de tener caderas anchas, “se debe elegir prendas sin pinzas o de siluetas más recortadas, para no llamar la atención en la parte de abajo”. Además, hay  que evitar estampados fluorescentes, que le agregan volumen a estos cuerpos, tipo pera.

Si se tiene curvas, o cuerpo reloj de arena, lo ideal será “marcar mucho la cintura con cinturones o algo elástico, apretado, que destaque las curvas del cuerpo”.

3. Las texturas, según el momento

NINA PROMMER/EFE
Los brillos se deben dejar para la noche. En la foto, la actriz Sofía Vergara durante la fiesta Vanity Fair de los premios Oscar.

Remoli asevera que ciertas texturas tienen su momento. “El brillo de día, el strass, no lo recomiendo, no me parece que se use para algo cotidiano. Mejor se deja para la noche”.

Cuando cae el sol, también es el momento oportuno para utilizar ciertas texturas como el brillo viscosa o la seda. Mientras que para un evento de día, la productora de moda reconoce que “el tweed, la famosa textura clásica, es un must have”.

Camila también señala que hay que tener cuidado con ciertas combinaciones como el color rojo con el rosado, pues no siempre resultan muy estéticos.

4. Menos es más

Karen Bernal | Revista MIA
La productora de moda argentina Camila Remoli durante una capacitación sobre la evolución de la industria de la moda, en Panamá.

Estar bien vestidas no significa estar sobrecargada con accesorios. Siempre debe haber algo en el look que resulte más llamativo que el resto. “El over dress es un pecado de la mujer latinoamericana. Ella tiende a ponerse vestidos muy marcados, muy ajustados para algún evento tranquilo, incluso para ir al trabajo, y estar muy producida”, advierte la especialista en modas.

“Hay un tema de exceso de brillo, de muchas texturas, que me parece que hay que bajarlo un poco y hacerlo algo más usable, más accesible”, sugiere la experta en modas.