El actor, director, escritor y productor teatral Daniel Gómez Nates estuvo a cargo de la cuarta temporada de microteatro en Panamá bajo el nombre Vidas Ocultas, en la Casa Moliere Petit Studio. Con las obras cortas El amante que no lo era, La amistad es lo que vale y A oscuras y sin testigos, que no duran más de 15 minutos cada una, explica que espera llevar al espectador en un viaje sensorial por los caminos ocultos de la relación de pareja. Las obras se presentaron hasta el 28 de julio.

¿Qué diferencia el microteatro de una obra normal?

La cercanía con el público, la ausencia de escenario; además, los presentes tienen el privilegio de ver hasta diez microobras de un mismo tema. Mientras que una obra de teatro normalmente demora una hora y media, sin contar la pausa intermedia.

¿Cómo surgió el microteatro en Panamá?

La temporada de microteatro en Panamá inició en junio de 2015 con tres microobras con el tema Relaciones Peligrosas. Las obras presentadas fueron Sin subtítulos, de Juan Tarquino, Lenguas modernas, de Juan Manuel Cristancho, y El matrimonio nos sienta bien, de Arturo Wong Sagel. Se trata de una modalidad que nació en España hace seis años y llegó a Panamá para quedarse.

Esta vez el tema es ‘vidas ocultas’

Presentamos aquellas contradicciones en el ser humano y como muchas veces nosotros guardamos secretos y éstos, aunque no se saben, dan a conocer al individuo en su interioridad, siendo muy diferente en su exterioridad.

¿Con qué se va a encontrar el público?

Como son obras muy cortas de solo 15 minutos cada una, se va a encontrar con un viaje sensorial de muchas emociones. Por ejemplo, en la primera obra quizás vas a reír mucho; en la segunda, tal vez llores y; en la tercera, puedes salir con muchas interrogantes. La idea es que las personas conozcan más sobre teatro y apoyen este tipo de cultura.

¿Es para un público específico?

Recomiendo a los que asistan que vayan en pareja porque todas las situaciones que se presentan van dirigidas a ambos; sobre cómo muchas veces nuestra pareja nos oculta cosas que después descubrimos y que para nosotros son muy sorpresivas.

¿Cómo vez la cultura teatral en Panamá?

Cada año pienso que la actividad teatral va en aumento. Están abriendo más salas. El pasado 23 de junio abrió el nuevo teatro El Ángel, en el cual realizo cursos de actuación para niños, adolescentes y adultos.

Galardones
Por su trayectoria artística ha recibido distintos premios como El Premio Nacional de Teatro y varios Premios Escena con las obras El día que me quieras en 1999,  Los árboles mueren de pie en 2000, El que quiere conocer Panamá  que venga porque se acaba en 2001 y Sin tetas si hay paraíso en 2008.

“En mis 35 años de carrera artística creo que he aportado mi granito de arena al desarrollo cultural del país. Una cultura que puede ayudar a prevenir la violencia pero es muy mal apoyada”.