Antes de cambiar el look de la casa siempre hay que tomar en cuenta las paredes, el piso y el techo, ya que, son las superficies más amplias de cualquiera estancia y no siempre es necesario pintar toda la casa de un solo color. Actualmente las posibilidades en colores y texturas son muy variadas según la paleta de colores que propone Pantone Color Institute para este 2017 en cuanto a decoración.

Por ejemplo; la decoración tropical es una de las tendencias más llamativas del momento y es por ello que el verde se impone con algunas propuestas inspirados en jardines botánicos, bosques de invierno o tonos oliva, como el Greenery, un color natural, orgánico y fresco que aligerará las decoraciones de la casa, dándole un toque de naturaleza neutra, asegura Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Panatone Institute.

Este tono de verde es diferente de lo que hemos hecho nunca como el Lush Meadow 2016, un verde que denota equilibrio sin dejar a un lado su parte más exótica”, dice Eiseman. “Nos encanta ese sentimiento de novedad, de realinearse y revitalizarse uno mismo. Un aspecto realmente importante es que el color Greenery, tiene vitalidad y un poco de brillo”.

El azul marino es otro tono que se impone este 2017 y viene lleno de fuerza y confianza. En grandes cantidades puede resultar pesado y constrictivo, pero aprovechado en muebles es clave o elementos centrales de una habitación se convierte en toda una declaración de intenciones decorativas. Eso sí, sin perder su carácter embriagador propio de las tonalidades azules, señala Eiseman.

Shutterstock
El azul en accesorios.

Por su parte, la diseñadora de interiores, Angélica López , sugiere colores fuertes y luminosos para las habitaciones. “La idea es llenar la habitación de vida y alegría, así que nada mejor que los tonos intensos y con mucha luz para poder crear climas más frescos y acogedores en esta estación”, detalla.
Otra de las grandes apuestas para las paredes de verano son los colores cálidos como el rojo, naranja, amarillo verdoso y el escarlata, explica López. “Éstos
crean un ambiente acogedor ideal para estancias donde pasamos mucho tiempo. La sala, por ejemplo, es el más indicado para estas tonalidades”, asegura.

Contraste entre el naranja y el verde en la decoración de paredes.

El beige, terracota y marrón todos son una gran opción porque aportan luz a la estancia. Sin embargo, propongo combinar las paredes neutras y cálidas con el naranja”, señala López.

Para que los amantes de la decoración se mantengan al día en cuestión de tonalidades y tendencias decorativas los dejamos con este viaje cromático por los colores que propone Pantone este 2017. ¿Escogerás los tonoss claros y relajados o te atreverás con los más contundentes?