Dos ganadoras se encuentran. Miss Universo 2002, la panameña Justine Pasek, viste una pollera ganadora de tres premios nacionales y cuenta esos momentos empollerada que atesora.
Fotografía: Luciano Salazar