Lon indígenas Guna se han convertido en un punto de referencia para los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, debido a su alto consumo de cacao (en promedio de 40 tazas de chocolate por semana).

Y es que el investigador Norman Hollenberg ha relacionado la buena salud de los miembros de esta cultura panameña con su consumo de chocolate.

La incidencia de infarto, de enfermedades coronarias, de cáncer y de diabetes en esta etnia es inferior al 10%. Sus habitantes tienen más expectativa de vida que el resto de los panameños, sufren menos obesidad e hipertensión. Además, no padecen demencia al envejecer.

Debido a la relación entre el buen estado de salud de los Guna y de su alto consumo de cacao, Hollenberg aboga porque la epicatequina (un componente del chocolate con acción antioxidante) se debe considerar parte esencial de la dieta y debe ser clasificada como vitamina.