El rígido saco está  por tomar vacaciones, lo que quiere decir que se quedará el armario por un rato. Las recientes semanas de la moda masculinas de Milán y París dejan claro que el hombre se libera de lo oscuro y rígido de su vestir clásico, y mira hacia Asia en busca de líneas más holgadas, cómodas y relajadas.

Moda Hombres París
El entramado y estampado del pantalón no tiene que ser igual al del saco. Así lo propone Lanvin.

En esencia, los diseñadores dejaron claro que la primavera la ven en tonos cremosos, del arena al blanco hueso, provocando un efecto monocromático, camisa blanca con saco crema.

¿Y la corbata? Se fue. No está bajo el cuello masculino en estas pasarelas, pero Riccardo Tisci en Givenchy la pasó al armario femenino y la puse en blusas blancas, de cuello y sin mangas, en diseños femeninos.

Moda Hombres París
Pasarela de Hiromichi Ochiai

No solo el saco toma un matiz más claro y refrescante, sino que además su línea se hace más holgada y sus textiles más suaves. Es un traje sastre, con pantalón de línea amplia, que se mueve cuando caminas.

Te puede Interesar:  La pollera brilló en Europa
Ricky Martin vestido de Giorgio Armani en la semana de la moda masculina en Milán.
Ricky Martin vestido de Giorgio Armani en la semana de la moda masculina en Milán.

De esta línea relajada se pasa a la inspiración en Asia, con túnicas de hilo sin nada de bordados o estampados, como en Armani, a las camisas cruzadas sin botones que evocan a los kimonos.

Diseños inspirados en los kimonos. Izquieda, Hiromichi Ochiai. Derecha, Maison Margiela.
Diseños inspirados en los kimonos. Izquieda, Hiromichi Ochiai. Derecha, Maison Margiela.

Si algo van a notar los caballeros en su armario en los próximos meses será el color amarillo, con este tono se encienden sus aventuras.

Moda Hombre París
Yusuke Takahashi

 

moda hombre París
Pasarela de Kenzo