Desde hace dos décadas, María Magela Brenes se desempeña como Directora de la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero R., bajo la administración de la Fundación Pro Biblioteca Nacional.

Tener formación científica y haber trabajado en proyectos de investigación biomédica, no le fue impedimento para aceptar el reto de modernizar la institución, eje del sistema bibliotecario en Panamá, pues desde su niñez ya había estado involucrada profundamente con el tema de la literatura y la cultura.

Su familia fue propietaria, por más de 60 años, de la Librería Regional, en la ciudad de David, Chiriquí. Además, Brenes era asidua usuaria de la biblioteca pública de la ciudad chiricana, tanto para realizar sus tareas como para pedir prestados libros, pues así se lo inculcaron sus padres. Sin obviar que su padre fue editor del diario Ecos de Valle y su tío Gonzalo Brenes fue uno de los mayores musicólogos del país.

En el marco de la conmemoración del 75 aniversario de la Biblioteca Nacional, que aconteció el pasado 11 de julio, hablamos de libros y de la biblioteca con esta mujer de carácter fuerte, quien por 20 años ha sido la encargada de “empujar” la institución.

Foto: Larish Julio
María Magela Brenes desde hace 20 años es la directora de la Biblioteca Nacional, que este año cumplió su 75 aniversario.

Lo primero que leyó hoy al despertar
En realidad fue un mensaje muy importante que me mandaron. No leo tanto en casa, debo admitir que me despierto temprano con el tiempo contado y no tengo tiempo para sentarme y leer el periódico del día con un café. Cuando llego a la biblioteca ojeo los titulares para saber qué está pasando en el país o busco una noticia especial que venía escuchando en la radio.

Si hoy fuese el fin del mundo, ¿qué obra salvaría?
Salvaría “El ahogado”, de Tristán Solarte, porque a mí me impactó mucho. La primera vez que la leí fue en francés, cuando estudiaba en la universidad. Me gustó mucho, me parece que retrata tanto estas cosas panameñas, el mito de la tulivieja. Además, le tengo un aprecio personal al señor Guillermo Sánchez Borbón.

El último libro que compró
Es el último de Isabel Allende, “Más allá del invierno“. Lo compré para hacer un regalo.

Y el último que leyó.
Estoy leyendo el último de Arturo Pérez-Reverte, “Falcó“.

¿Qué tipo de obras le gusta leer?
Me encanta leer las obras de misterio, las obras que tienen una trama donde siempre hay un misterio, un desenlace importante. También las novelas históricas, más que leer un documento histórico.

El libro panameño que recomendaría leer a un adolescente
“El ahogado”. Pero más que ayudarlos a elegir una obra, le diría a los adolescentes que deben leer más literatura panameña y costumbrista, porque tenemos obras muy bonitas que no conocen.

También creo que deben leer obras que tengan que ver con la relación con los Estados Unidos y la invasión a Panamá, el adolescente de hoy lo desconoce totalmente.

Esa relación siempre fue vista desde el punto de vista que a nosotros nos hacia daño, que estábamos pisoteados, y por el rescate de la soberanía. Pienso que hay que abordar el tema desde otro prisma, pues ellos (los estadounidenses) ya se fueron, y aunque no lo queramos aceptar, dejaron muchas cosas positivas. El Canal de Panamá, la zona del canal, tienen una historia de la que se puede sacar algún provecho, y hay gente, como los adolescentes, que la desconocen.

¿De qué obra le gustaría ser ‘guardián y vigía’? 
De las partituras originales de mi tío Chalo, Gonzalo Brenes. Eso sin ninguna duda.

¿Cuál es su rincón favorito en la biblioteca?
No tengo ninguno en especial. Por todos lados la biblioteca me parece linda, bonita. Quisiera tener más tiempo para poderme sentar en el centro audiovisual y escuchar las obras musicales, para volver a ver esos videos que hemos recuperado.

Foto: Larish Julio.
Considera que la Biblioteca Nacional hace un gran aporte a la cultura del país, pues es la sede del patrimonio bibliográfico de la nación.

Los grandes hallazgos que ha realizado en el silencio de la biblioteca
No he hecho un hallazgo especial, sino que he notado que estamos rodeados de una naturaleza maravillosa, que además nos afecta un poco porque oyes el ruido de las hojas y el trino de las aves.

Te puede Interesar:  Sheldry Sáez llevará sus 'tres joyas' a la Feria del Libro

¿Qué tema de Panamá le gustaría ver abordado en un libro? 
Quisiera que abordaran más nuestra naturaleza y biodiversidad. Se habla mucho de la biodiversidad en tratados científicos, pero sí me gustaría que hubiera más obras literarias que resaltaran la maravilla de naturaleza que tenemos.

¿Qué sueña para la Biblioteca Nacional?
Un edificio maravilloso y grande, donde sus colecciones puedan tener espacio suficiente y donde además podamos tener las condiciones de temperatura, humedad, iluminación que se merecen las colecciones, porque de todo el trabajo de la biblioteca, lo primero que cuenta son las colecciones, y después los usuarios.

Aquí está muy bien, pero ya no cabemos. Las colecciones están apretujadas, hay montón que no podemos exhibir porque no tenemos suficiente espacio. No tenemos espacio para tener un verdadero centro de conservación, un laboratorio, que lo necesitamos.

Como estamos en el parque, que es bello y maravilloso, de repente una ardilla se come un cable y se va la luz, y tenemos un problema porque los gallotes hacen nidos en los maseteros de la biblioteca y se suben al techo y picotean las tejas. Hay cositas así que nos afectan. Además, el usuario del parque no es muy amigo de la biblioteca y dejan los alrededores sucios después de un fin de semana.

El libro que le falta leer
Me faltan tantos… Tengo dificultad para leer por un problema en la vista, entonces ya no leo con la misma rapidez que lo hacía antes y me toma más tiempo. Quisiera haberme leído ya todo lo que ha producido el escritor Pérez-Reverte, o quisiera poder leerme todo lo que han producido los panameños para informarme, los que han ganado el premio Miró, pero no tengo tiempo.

No es que tenga una tarea pendiente con algún escrito en particular, pero sí con la literatura en general.

El libro que pedirá prestado hoy
De literatura panameña no me lo van a dejar sacar, porque los libros panameños no se llevan para la casa. Si me quisiera llevar tendría que ser algo extranjero. Me llevaría, uno que yo misma compré para regalarle a la biblioteca. Es el libro “Si te vieras con mis ojos” del escritor chileno Carlos Franz.

Fui a la presentación de la obra en El Hombre de la Mancha, atendiendo una invitación de la embajada de Chile, y me interesó mucho. El tema es de una relación de mucha pasión, que tuvo la esposa de un famoso pintor alemán con una persona en Chile.

Y a mí, ¿qué me recomendaría llevar?
Depende de tu gusto. Te recomendaría leer algo panameño, pero debes entrar a la página web de la biblioteca, a la sección que dice Biblioteca Digital Panameña. Ahí te fijes la cantidad de obra panameña que tenemos en formato digital y que puedas leer. No quiero recomendar un escritor en particular, la Biblioteca Nacional se debe a todos los lectores.

Ya son 75 años de la Biblioteca Nacional. ¿Cuál ha sido el mayor aporte de la institución a la cultura?
La Biblioteca Nacional, de acuerdo a su propia definición, es la sede del patrimonio bibliográfico de la nación, así que su misión es recuperar ese patrimonio, preservarlo y difundirlo. Ahí tienes un aporte a la cultura nacional de todo tipo, porque el patrimonio es todo. Aquí hay obras literarias, documentos, mapas, periódicos, videos, muy importantes para la cultura.

Con este proceso de modernización que sufre la biblioteca, donde se están digitalizando los diarios antiguos en microfilm y parte de los impresos, ¿cree que la gente dejará de venir?
Las visitas han bajado porque consultan muchas cosas por internet, pero siempre habrá quien venga. Nosotros estamos digitalizando los periódicos panameños y ahorita tenemos una colección importante, sin embargo, esa colección digital no se puede consultar por internet, porque es un formato especial que adquirimos y que solo se puede consultar desde las computadoras de la biblioteca.

Siempre hay cosas que limitan. Las bases de dato que tenemos de publicaciones científicas también se deben consultar desde aquí. Se están implementando las nuevas tecnologías para que vengan aquí a usarlas.