El verano no solo es propicio para tener cuidados extras sobre nuestra piel y nuestro cabello, sino también sobre nuestra vagina. ¡Así mismo! Pues resulta que en la época de calor son más comunes las infecciones en la zona íntima femenina.

El doctor Elio Esquivel,  ginecólogo obstetra del Centro Médico Paitilla, menciona que el calor y la humedad que se presentan en nuestro país son las principales causantes de infecciones vaginales, principalmente la candidiasis. “Es una infección provocada por el hongo llamado Cándida Albicans, la cual sucede cuando se altera el pH de la vagina y hay un crecimiento excesivo de hongos en dicha zona”, explica el galeno, aclarando que en condiciones normales el hongo es inofensivo.

Pero no solo la temperatura provoca la infección. También influye dejarse el vestido de baño mojado por mucho tiempo, al igual que el uso de ropa interior con telas sintéticas o lycras y de ropa muy ajustada. Utilizar duchas vaginales frecuentemente y jabones en el área íntima, también altera el ph vaginal.

“El pH de la vagina es ácido y esto es fundamental  para mantener la flora vaginal normal y estable (lactobacilos), protegiendo así el entorno vaginal. Un desequilibrio va a causar infecciones vaginales de cualquier etiología”, subraya el especialista.

Cómo saber si se presenta una infección vaginal

Según el doctor Esquivel, se estima que el 75% de las mujeres van a desarrollar una infección por hongos en algún momento de su vida, principalmente en el verano. Algunos síntomas que se presentan son: “Picazón, escozor, irritación de la zona íntima, inflamación y enrojecimiento de la vulva y vagina”. asimismo la mujer puede presentar flujo vaginal abundante, blanco, espeso y grumoso, además de dolor en las relaciones sexuales y al orinar.

“Toda paciente que presente alguno de los síntomas mencionados debe acudir a su ginecólogo para una evaluación y darle el tratamiento adecuado”, sugiere.  Destaca que las cepas de este hongo se están haciendo resistentes al tratamiento estándar que siempre se ha utilizado, por lo cual muchas veces debe ser prolongado hasta 12 semanas.

Cómo evitarla

Las recomendaciones del doctor Esquivel se basan en mantener el equilibrio en el pH vaginal, para evitar el crecimiento excesivo de los hongos, que es el causante de las infecciones. Para ello, según él, es indispensable:

  • Reemplazar tu ropa interior de nylon y lycras por la de algodón.
  • No permanecer con el vestido de baño mojado o húmedo por mucho tiempo.
  • Cambiar las toallas higiénicas frecuentemente.
  • No automedicarse y no utilizar duchas vaginales de rutina o como lo llaman frecuentemente de limpiezas.
  • Usar ropa holgada y cómoda.
  • Evitar jabones perfumados y con pH alcalino.