Los rayos del sol son cada vez más intensos y pueden causar do a la piel si no se tienen los cuidados necesarios. De acuerdo con un estudio del Queensland Institute of Medical Research in Brisbane, Australia, el uso correcto de protector solar reduce el riesgo de padecer cáncer de piel y previene el envejecimiento prematuro.

La doctora Jacquie Carter coincide en que tener un tono de piel oscuro o utilizar maquillaje no exime a la persona de no protegerse con un bloqueador solar. “La piel, sin importar la tonalidad, tiene el potencial de quemarse, envejecer y en el peor de los casos, desarrollar un cáncer de piel, por lo tanto requiere el uso del bloqueador”, agrega.

Faltas más comunes

Carter asegura que muchas personas cometen varias fallas cuando se trata de proteger el escudo protector que recubre el cuerpo por lo que explica los cinco errores más comunes en cuanto al uso del protector solar.

* Aplicar el bloqueador solamente a primera hora: Si la persona suda o está en la playa tiene que estar aplicándose el producto constantemente y así asegura una buena protección.

*Olvidar algunas áreas: La regla es, si está expuesto al sol requiere protector solar, esto incluye pies, orejas, brazos, espalda, piernas, manos, cuello y por supuesto la cara.

*Usarlo solo en verano: El protector solar no es un producto de temporada es importante tenerlo a mano y aplicarlo todo el año porque los rayos del sol afectan aun cuando los días estén nublados.

*Reutilizarlo: Nada dura para siempre y el protector solar pierde su eficacia con el tiempo, por tanto usar un protector viejo puede ser muy mala idea, especialmente si no se verifica la fecha de caducidad.

A su vez Carter recomienda utilizar un humectante diario con FPS 30, de modo que humecte y proteja la piel eso ayuda a maximizar la eficiencia del bloqueador.

No obstante David J. Leffel, MD, profesor de dermatología y cirugía en la Escuela de Medicina de Yale, y Lisa Garner, dermatóloga de Garland, Texas, recomiendan que al notar algún cambio extraño en la piel, desde la aparición de lunares hasta manchas o irritaciones que provoquen dolor, la persona debe acudir a un especilista.