El sedentarismo ocupa el cuarto lugar entre los principales factores de riesgo de mortalidad en la actualidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto en gran parte se debe a que en la actualidad somos víctimas de la rutina y el ritmo acelerado de vida, por lo que usualmente queda poco tiempo para ejercitarse.

Bajo el contexto relacionado al sedentarismo, la marca Rexona junto a la socióloga argentina Marou Rivero, llevaron a cabo una encuesta a más de 4 mil 200 personas, con el objeto de demostrar cómo y por qué se mueven los latinoamericanos, y así profundizar acerca de la importancia, los obstáculos y las inquietudes de las personas en relación con el movimiento.

El estudio reveló que el 95% siente que su vida cotidiana está en movimiento. Sin embargo, el 93% de los encuestados afirma que podría sumar más actividad en el día a día y el 97% admite que si fuese consciente del poco movimiento que realizan, harían algo para cambiarlo.

Al consultarles sobre las actividades que podrían adaptarse a su rutina, el 63% de las personas se pronunciaron a favor de caminar en lugar de usar el automóvil y el 33% dice que deberían elegir las escaleras fijas en vez de las mecánicas.

“Erróneamente, el movimiento se ha asociado a ejercicios de alta intensidad y es por esto que en Panamá lanzamos la campaña del Movimiento, cuyo objetivo es hacerle ver a la población que es posible agregar movimiento haciendo pequeñas acciones dentro de una rutina diaria ya existente”, Gissele Blandón gerente de la marca Rexona Panamá.

¿Qué frena a las personas?
La investigación también reveló que el miedo a sudar es el principal obstáculo que tienen las personas para sumar más movimiento a sus vidas, pues el 38% indicó que transpirar es la principal causa que los detiene para moverse más, por encima de la falta de tiempo (34%), y el mal olor (14%).

La gente quiere moverse más
Los 4226 encuestados manifestaron que el 89% se siente motivado por sus amigos a moverse más. En este sentido tanto los círculos cercanos como los equipos de trabajo suelen ser un factor muy importante para estar en constante movimiento. Asimismo, expresaron que incorporarían más movimiento en su vida diaria por las siguientes razones: 37% porque lo asocian a mejorar la salud, 36% para despejar la mente y el 15% para verse mejor.

“En el marco de estos resultados, queremos invitar a las personas a ser parte de la campaña del Movimiento, que tiene como objetivo motivar la actividad física en situaciones cotidianas, sin que tengan que preocuparse por los efectos de la sudoración ya que nuestros productos cuentan con una exclusiva tecnología MotionSense, que responde al movimiento y brinda una mayor protección y frescura todo el día.” indicó la gerente de la marca.

La campaña de movimiento Rexona busca que la población use más seguido las escaleras y deje a un lado el ascensor, participe más en actividades recreativas, baile con su pareja o hijos en la sala de su casa y que reduzca el uso del carro. Esto con la primicia de que entre más se mueven, más viven.

Incluso desde tu escritorio puedes hacer pequeños movimientos para estirarte.
Incluso desde tu escritorio puedes hacer pequeños movimientos para estirarte.

Pequeños movimientos para mejorar la salud

Muchos panameños pasan sentados varias horas al día por su jornada laboral, sin embargo, con los siguientes consejos de Gissele Blandón se puede incorporar movimiento aun estando sentados:

  • Extiende tus piernas, esto te ayudará a estirar los músculos y trabajar los cuádriceps.
  • Mueve tus pies de forma circular para mejorar la circulación de tu cuerpo.
  • Aprieta tus glúteos. Mantén la contracción por dos segundos, relájate y luego repite.
  • Eleva tus talones hasta quedar apoyados los pies sobre los dedos.
  • Coloca un libro o algún objeto entre las piernas en la cara interna de los muslos y haz presión hacia adentro.
  • Presiona tus talones contra las patas de la silla, con tus piernas flexionadas, como si quisieras romperla.
  • Trata de levantarte de tu silla cada media hora y caminar a servirte agua.
  • Siéntate en tu silla con tu espalda derecha. Mete tu estómago empujando tu ombligo hacia tu columna tanto como sea posible y mantén esta posición de cinco a 10 segundos.