¿Quién no recuerda el reto que se hizo viral en redes sociales en 2014, donde las personas se tiraban una cubeta de agua con hielo encima y luego nominaban a alguien más quien también debía hacer donaciones? El Ice Bucket Challenge, como se le llamaba, logró recaudar 115 millones de dólares y ha resultado ser más que botadera de agua y videos divertidos.
El 99% de la suma recolectada fue donada a la ALS Association, que a través del programa Project MinE realizó el estudio de la esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés), también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, en referencia al jugador de béisbol de los Yankees de Nueva York que se retiró debido a esta dolencia en el año 1939.
Muchas figuras famosas aceptaron el reto. Desde el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hasta celebridades latinas como el cantante Romeo Santos.
Muchas figuras famosas aceptaron el reto. Desde el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hasta celebridades latinas como el cantante Romeo Santos.

Hasta la fecha se han dado importantes avances, pues se ha identificado el NEK1, un gen que contribuye a la aparición del trastorno neurológico. Este descubrimiento es muy significativo, ya que podría conducir a nuevas posibilidades de tratamiento y también permitirá conocer más sobre la naturaleza de la enfermedad y crear fármacos.

Te puede Interesar:  Tacones, el pecado favorito de las ‘celebs’

“Es muy emocionante porque muestra que todos los que realizaron la donación del Ice Bucket Challenge han contribuido en la investigación”, dijo Brian Frederick, vicepresidente ejecutivo de comunicaciones y el desarrollo de la Asociación ELA en un artículo publicado recientemente en la revista Nature Genetics.

“El proyecto de MinE está haciendo un trabajo importante, y el descubrimiento de este nuevo gen nos ayudará a entender mejor la enfermedad ELA”, añadió Frederick aclarando que “todavía es muy temprano para comprender este gen en particular, y aún queda un largo camino para la comprensión de la enfermedad en general”.

La ELA es una enfermedad neuromuscular en la que las células nerviosas que controlan el movimiento de la musculatura voluntaria, llamadas motoneuronas (ubicadas en el cerebro y en la médula espinal), van disminuyendo poco a poco su funcionamiento y mueren, provocando debilidad y atrofia muscular. .