‘Escribir es un trabajo que requiere disciplina. Tomo entre dos a tres años escribir un libro con tiempo de ocho horas diarias’, Juli Navarro, escritora española muy reconocida.

Luego de dedicarse por años al periodismo y de escribir libros sobre política,  la periodista española decide escribir ficción. En 2004, Julia Navarro publica su primera novela La hermandad de la Sábana Santa, que fue un bestseller en España e internacionalmente. A este éxito siguieron La Biblia de barro, La sangre de los inocentes, Dime quién soy y Dispara, yo ya estoy muerto. Navarro es considerada hoy una de las escritoras españolas de mayores ventas y reconocimiento, y sus libros se han traducido a otros idiomas. La autora visitó Panamá para presentar su última novela, Historia de un canalla.

¿Dejaste del todo el periodismo?
Le dediqué al periodismo cuarenta años. Yo creo que el periodismo es parte de mi  ADN;  es decir, uno nunca deja de ser periodista, por eso, siempre digo que soy una periodista que escribe novelas. Aunque ya no me dedique a la profesión, la mirada de todo lo que sucede a mi alrededor seguirá siendo la mirada de una periodista.

¿Fue difícil el salto de periodista a escritora?
Considero que el periodismo y la literatura son dos caminos paralelos. En definitiva, el periodista cuenta historias reales y el escritor cuenta historias fruto de la imaginación, pero al final se trata siempre de lo mismo, contar una historia. Llevo toda mi vida escribiendo como periodista y antes de dedicarme a la afición de las novelas ya había escrito otro tipo de libros, de manera que no he dado un salto en el vacío.

Cortesía
La escritora española admite que es una lectora compulsiva y posee una gran biblioteca.

¿Tus novelas siempre llevan un mismo estilo?
Sí. Las enfoco en retratos de la sociedad en que vivimos. Yo siempre tuve una enorme admiración por novelistas como León Tolstoi u Honoré de Balzac, que te cuentan una historia, pero al mismo tiempo te hacen un retrato de la sociedad donde transcurren sus historias y es lo que trato de plasmar en mis libros.

¿De qué trata ‘Historia de un canalla’?
La trama de esta última novela se enfoca en dos ejes: El mundo de la comunicación del siglo XXI y el de la política. Una novela que describe las sombras del poder y los personajes que mueven los hilos para conseguir sus objetivos a cualquier precio.

¿Por qué el título?
Es una novela de personajes que gira en torno a un publicista arrogante, rodeado de un notable elenco de mujeres fuertes e inteligentes, obligadas a desenvolverse en un mundo gobernado por reglas por y para hombres. Es un viaje literario a la parte más oscura y recóndita que esconde el ser humano.

Tu novela anterior ocurría de Varsovia a París, ¿y esta?
Esta novela transcurre entre Nueva York (Wall Street) y Londres (La City) que son los lugares donde todos los días se toman decisiones que afectan a millones de personas en todo el mundo. Por eso decía que es una novela de poder que refleja el claroscuro del ser humano y de la sociedad de la comunicación del siglo XXI.

¿Qué fue diferente al escribir esta novela?
Esta última novela es la más difícil y más dura de las que he escrito. Es una novela que al lector le causa un enorme impacto que luego no le es indiferente. Está escrita en primera persona. ¿Por qué les causa impacto? Porque el lector desde el minuto uno toma contacto con el personaje sin que haya ningún tipo de tamiz. Cuando escribes en tercera persona pones una distancia entre el lector y el personaje y hasta de uno mismo como escritor, pero si escribes en primera persona es como si te metieras dentro del alma de ese personaje.

Te puede Interesar:  Jaime Peluffo, el panameño que ha ganado ocho Emmys

¿Cuántas veces corriges una novela antes de que llegue a la editorial?
Cuando termino de escribir la novela la imprimo y la guardo en un cajón por ocho o diez días, luego la saco, la corrijo y la vuelvo a meter en un cajón hasta que pasen diez o doce días más. Nuevamente la leo y la corrijo, en fin, hago el procedimiento una tercera vez. Lo que intento es poner distancia entre la novela y yo para juzgarla objetivamente, porque cuando uno está tres años con los mismos personajes a la larga terminas viviendo esa historia paralela a la que estás escribiendo.

¿Quién es tu primer lector?
Después que yo hago las tres correcciones, mi primer lector es mi esposo Fermín Bocos, ya que él es profesor en la universidad, escritor y periodista. El veredicto para mí más importante es la opinión de mi esposo, es la persona en la que más confío.

¿Ya estás escribiendo tu próxima novela?
Sí, claro es a lo que me dedico. Aunque esté promocionando Historia de un canalla por América, sigo escribiendo. Por las noches cuando llego al hotel saco mi ordenador y mi pen drive y me pongo a trabajar un rato porque escribir una novela requiere dedicación todos los días, uno no se puede ir quince días de viaje y decir la retomo cuando vuelvo, porque se pierde el clima que uno va creando y si lo cortas, se termina de perder.

Cortesía
Ha vendido cinco millones de ejemplares, de sus cinco novelas, en más de 30 países.

¿Algún ‘hobby’?
Lo que más me gusta es leer y viajar. Admito que soy una lectora compulsiva, compro libros todas las semanas. A veces pienso que en un día necesitaría varias vidas para leer todos los libros que voy comprando y acumulando.

¿En este mundo virtual qué recomiendas a los jóvenes?
Cuando doy charlas siempre invito a los jóvenes a que lean, no importa el formato, ya que las generaciones de hoy están absolutamente digitalizadas. Ya no leen en papel. A los lectores les digo que Historia de un canalla es un libro que no les va a dejar indiferentes; es un libro que revuelve las conciencias de las personas; es un libro duro; es un libro que produce una cierta convulsión en los lectores, pero es un libro donde invito a la reflexión sobre esta sociedad que va muy de prisa y, a veces, no nos lleva a ninguna parte y dedicamos muy poco tiempo a reflexionar sobre todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Más sobre la escritora: Laboró en la agencia Europa Press, Tele 5 y Televisión Española. También estuvo en radio, en Cope y Radio Nacional; además de escribir para revistas.  Escribió libros políticos como Entre Felipe y Aznar 1982-1996, La izquierda que viene (1998)  y Señora presidenta (1999).

ESTILO DE VIDA: Todos los días practica yoga, medita y camina de seis a ocho kilómetros. Cuando escribe novelas le dedica ocho horas diarias los siete días de la semana.

Cortesía
En sus ratos libres disfruta de la compañía de su mascota.

Guardar

Guardar