El águila arpía, declarada ave nacional de Panamá mediante la Ley 18 de 10 de abril de 2002, es un ave poderosa, de vistoso plumaje gris, negro y blanco; enormes garras y pico fuerte.

Esta ave, que puede vivir alrededor de 50 años, suele habitar en los bosques, y en Panamá se encuentra mayormente en la provincia del Darién. La caza, destrucción de su hábitat y su tasa reproductiva lenta (cada tres años tiene un pichón), hacen que este animal sea susceptible a desaparecer. De allí que diversos organismos realicen esfuerzos para preservar la especie emblemática.

Recientemente el Patronato del Águila Arpía, directivos del Ministerio de Ambiente y del Parque Municipal Summit (que alberga en sus recintos águilas arpías y otros animales en cautiverio), estrecharon lazos para mejorar las estrategias y protocolos para la atención de los animales en riesgo o heridos, entre ellos el águila arpía.

La idea, es poder emparejar al macho Chunga y a la hembra Panamá, que habitan el parque, para que procreen. ‘Panamá’ es el primer águila que nació en cautiverio en Estados Unidos, en el 2009 en el Zoológico de Miami. Llegó al país el 15 de junio de 2013. Chunga es un águila arpía macho que vivió en estado silvestre y que fue herido por cazadores, el cual también es atendido en el Summit. Fue rescatado por el Ministerio de Ambiente en la Provincia de Darién.

Las expectativas de este apareamiento son buenas. El administrador del Parque Municipal Summit, Edgar Arauz, ha señalado que “la salud y estado del águila harpía macho es excelente y que surge la oportunidad de emparejarlo con ‘Panamá’, con el objetivo de que procreen”.

Por su parte, Ron Magill, director de comunicación del zoológico de Miami, comenta que “el ciclo es delicado y lento, pero que de ser exitoso, será un evento que permitirá registrar -mediante videos- todo el proceso, que servirá como material de investigación que se puede compartir con las personas”.

Jean Gingras, gerente de programas ambientales de HP para Norteamérica y Latinoamérica.
Jean Gingras, gerente de programas ambientales de HP para Norteamérica y Latinoamérica. Fotografía: Larish Julio.

La empresa privada también apoya la conservación del ave

Otras acciones para proteger a la especie van encaminadas hacia la preservación de los huevos del ave nacional. La empresa HP a través del programa ambiental Planet Partners en Panamá, busca apoyar este objetivo en ANCON Reserva Natural Privada de Punta Patiño (una locación estratégica que tiene como propósito mantener la zona boscosa y proteger su riqueza biológica para conservar el Parque Nacional en Darién). Las actividades se concentrarán en monitorear el comportamiento de los huevos del águila arpía en dicha región e incrementar la conciencia ciudadana en el área.

“Mediante el programa Planet Partners HP deseamos educar y crear conciencia en las comunidades que residen en el parque y alrededores acerca de la importancia de la protección de esta importante especie de ave, así como las acciones que pueden desarrollar en torno a su cuidado y necesidades” señala Jean Gingras, gerente de programas ambientales de HP para Norteamérica y Latinoamérica.

Para dicho programa se van a realizar charlas educativas sobre el medio ambiente en las comunidades El Real, Pirre y Pijibasal, según comenta Gingras, con el propósito de explicarle a las personas en detalle cómo proteger los nidos de las águilas y así evitar su daño y extinción.

Como parte del programa también se realizará el monitoreo científico de los nidos en ANCON con el fin de observar las parejas de águilas, y la exploración del sitio Uruseca, en el Darién, para la búsqueda de nuevos nidos de la especie.

“Es importante destacar que el Águila Arpía se encuentra en vías de extinción y que el monitoreo de sus nidos será vital para su supervivencia”, subraya Jean Gingras.