La 70° edición del Festival de Cannes, que se celebró hasta el pasado 29 de mayo, no solo nos mostró lo mejor del cine mundial, sino también las tendencias más chic del momento y las que estará en boga las próximas temporadas.

Por más de 10 días, las celebridades desplegaron sobre la alfombra roja de 50 metros del Grand Théâtre Lumière, todo tipo de looks. Desde sofisticados vestidos de diseñador con telas delicadas y sueltas, en blanco, nude, rosa pálido y gris, hasta conjuntos con chaquetas y pantalón, tipo tomboy, que fueron los protagonistas en la apertura.

Sin embargo, a medida que los días transcurrieron, los estilos evolucionaron hasta llegar a trajes más estructurados y voluminosos, con muchos detalles en pedrería, encajes, transparencias y plisados.

Aparecieron hombros voluminosos, trajes de princesas, y colores atípicos como el azul. Mientras que volvía a escena el sensual rojo y se consagraba el amarillo como el color del momento. Además, los flecos en los trajes evidenciaban el retorno de la estética charleston, propia de los años 20, a la moda.

No obstante, lo más llamativo de la red carpet fueron las profundas aberturas y las sensuales transparencias, que se convirtieron en un común denominador. Se llevaron al extremo en piernas, pecho y la espalda, dejando poco a la imaginación.

Cannes al borde de la sensualidad
Te puede Interesar:  Los príncipes Guillermo y Enrique recuerdan la última llamada de su madre