Con su largometraje Los niños, sobre el síndrome de Down, la cineasta chilena Maite Alberdi, de 34 años, llegó al Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF) este año. También fue parte del programa educativo del festival, compartiendo con el público y futuros cineastas en la mesa redonda La delgada línea entre la narrativa documental y la ficción. Además, participó en talleres del proyecto Campus Latino, que se llevó a cabo en la Ciudad del Saber.

“Hago películas para vivir muchas vidas junto a la mía. Me lleno de realidades e historias con la excusa de filmar”

¿Por qué haces documentales y no ficción?
Porque la realidad supera a la ficción y las historias que yo puedo contar por esta vía son más potentes que las que puedo inventar. Entonces, trabajo las películas desde el convencimiento de que la realidad es poderosa. Además, los temas no se agotan y existen muchos puntos de vista de una misma temática.

Tu clave para hacer un buen documental
Paciencia y una buena investigación.

¿En qué consiste el largometraje que trajiste a Panamá?
Los niños es un documental sobre un grupo de amigos con síndrome de Down que llevan 40 años yendo al mismo colegio y que están cansados que les traten como niños. Es un seguimiento en su proceso de ser adultos.

Cortesía IFF
Maite Alberdi estuvo presente en las dos proyecciones de su película, en Cinépolis Multiplaza. En la foto aparece junto a miembros de la fundación Down Panamá.

¿Piensas que ayudas a romper estereotipos con este trabajo?
Sí, la idea es tratar de hacer una campaña de comunicación grande y trabajar con la película para que la sociedad los deje de ver como niños y puedan tener una adultez plena. Algo que todavía no se ha entendido.

¿Qué es distinto al compartir directamente con el público?
Es importante porque uno va haciendo comparaciones. Por ejemplo, acá a la función, asistió la fundación Down Panamá y eso me permitió ver otra realidad. Además, es un instante para mostrar la película a nivel universal.

¿Qué te llevas del IFF?
Un público muy interesado en el cine.

¿Cómo ves el cine latinoamericano?
Es un cine que se ha caracterizado por su diversidad. Ha trascendido fronteras y ha logrado conquistar otras mercados, lo cual antes no pasaba. El gran desafío es que las películas latinoamericanas e iberoamericanas las podamos ver en otros países latinos y que no se queden solo en el lugar de origen, que es lo mas difícil. Creo que ese es el rol de los festivales, y el IFF lo está haciendo súper bien.

¿Cómo ves el papel de las mujeres detrás de cámaras?
Es un terreno que se ha ido conquistando. Cada vez hay más directoras y más técnicas. Lo que sí debemos hacer es tratar que las mujeres se visualicen en la industria, porque los nombres
de los directores hombres son los que más aparecen.

Cortesía IFF
También compartiendo sus experiencias con el público en el programa educativo del festival.

Y tú, ¿cómo te has ganado tu lugar?
Con mucho trabajo, tratando de respetar mi punto de vista y siguiendo una voz propia.

Tu consejo para las futuras cineastas
Que sigan su voz, que sean fieles a sus ideas y puntos de vista y que no traten de imitar nada.

ALGO MÁS

  • EN EL IFF: En 2016 se proyectó su película La once en el festival de cine panameño, pero ella no estuvo presente.
  • PREMIADA: Ha obtenido dos veces el premio a Mejor Dirección en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam (IDFA): En 2016 con Los niños, y, en 2014, con La once.
  • JOVEN TALENTO: Con cinco películas, la chilena es considerada una de las mejores documentalistas latinoamericanas.