Consumir óxido nítrico es cómo llevar al gimnasio a su sistema cardiovascular. Así resumió los beneficios de esta molécula para el sistema cardiovascular el farmacéutico estadounidense Louis Ignarro.

Ignarro, quien fue ganador del Nobel en Medicina por su investigación en este campo, ha explicado que “el óxido nítrico mejora la circulación, ayudando a los vasos sanguíneos a mandar un mensaje al músculo cercano para que se relaje, lo cual dilata las arterias, incrementa el flujo sanguíneo y ayuda a mantener una presión saludable”.

A la molécula también se le atribuyen otros efectos positivos sobre el organismo, por ejemplo, mantiene el sistema joven, tonificado y flexible. Además, propicia la salud del sistema inmune y actúa como neurotransmisor, según el farmacéutico.

Cómo se produce

Las carnes rojas, los pescados y los lacteos son buena fuente.
Las carnes rojas, los pescados y los lácteos son buena fuente de óxido nítrico.

“El óxido nítrico, es un gas que se produce de manera natural en el cuerpo, a partir del aminoácido L-arginina. Este aminoácido se obtiene de la dieta y es necesario para construir las proteínas; se encuentra principalmente en carnes rojas, pavo, pescado y productos lácteos”, esclarece Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife, subrayando que los suplementos son otra fuente importante.

Gutiérrez subraya que una de las funciones más conocidas de esta molécula es la mejora en el desempeño deportivo, ya que al tener un efecto vasodilatador retrasa la fatiga. “En estos casos la recomendación es consumirlo (el suplemento) de una a dos horas antes de la actividad física. Para quienes lo consumen con otras indicaciones lo ideal es hacerlo por la noche, dado que es el tiempo donde el cuerpo disminuye su producción”, dice.

Hay que tener buenos hábitos

Hacer actividad física y llevar buenos hábitos es importante para mantener la buena salud del corazón.
Hacer actividad física y llevar buenos hábitos es importante para mantener la buena salud del corazón.

Tanto Ignarro como Gutiérrez coinciden en los suplementos son un refuerzo, pero que para mantener un corazón saludable y una buena salud cardiovascular, la persona debe tener un estilo de vida saludable, es decir una dieta baja en grasas saturadas, para reducir el riesgo de desarrollar placa en las arterias, y alta en frutas y verduras que aporten nutrientes y fibra.

También es necesario, según la asesora nutricional, “una disminución del consumo de sal y de alcohol; eliminar por completo el tabaco; una rutina de ejercicio diario que mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos, y un espacio adecuado de descanso para darle a su organismo el tiempo y las condiciones para revitalizarse”.