Katherine Soto, de 26 años, quien conquistó el primer Young Fashion Designer Award realizado en AltaPlaza Mall en el marco de Altamoda, nunca se imaginó que sería la ganadora, ya que en un principio no sentía que estaba en su mejor momento y no creía que tendría la oportunidad de ganar frente a las diseñadoras de las otras escuelas de moda de Panamá que estaban compitiendo.

‘Cuando llegó el momento de la inscripción del concurso, estaba pasando por uno de esos momentos de bloqueo mental, así como le pasa a los artistas, entonces me pregunté ¿Qué voy hacer? pues me sentía incompleta, algo me hacía falta’, cuenta la diseñadora.

La música la inspira

Asegura que una buena tarde, mientras investigaba sobre técnicas y tejidos que utilizaría para participar en el concurso, escuchaba música y entre una y otra canción se dio cuenta que una relataba lo que ella estaba sintiendo en el momento. La letra de la canción contenía mucha fantasía pero a la vez era muy romántica. ‘Detallaba cómo una persona se sentía incompleta sin tener a la otra’, detalla Soto.

‘Al oír la letra de esta canción me animé y me dije ‘voy por aquí’, como la canción me hablaba de la luna y las estrellas tomé todos esos detalles para hacer el diseño de la pieza. Como daba la impresión de un ambiente nocturno, escogí tonos como el azul, morado, toques de brillo, plata, todo aquello relacionado con la noche. Traté de plasmar dentro del mismo diseño varias de las técnicas que he aprendido estos años dentro de la universidad’, detalla.

Creatividad

La diseñadora afirma que a diferencia de otros participantes, quienes optaron por diseñar con telas del extranjero, ella compró las suyas en Panamá. Sobre el concepto, destaca que le gusta trabajar los conceptos abstractos ya que son más difíciles de realizar y materializar en un diseño. ‘Esta vez con ese sentimiento de vacío, yo quise hacer algo físico que lo representara’, señala Soto.

Para ella, la inspiración viene de todo. ‘Una canción que escuchas, algo que lees o imágenes que observas, no es algo casual. Siento que la inspiración viene de aquellas cosas que uno va guardando en la memoria y en el momento específico empieza surgir ese proceso creativo’.

Te puede Interesar:  El vestido de boda de Philippa Middleton

Diseño de luna

‘En realidad mi diseño era un solo atuendo y tenía por nombre ‘D’, aunque en realidad no era una ‘D’. Sin embargo encontré esta forma de simbolizarlo, ya que cuando uno ve la mitad de la luna se parece a esta letra.

El vestido aunque tenía corte japonés, fue inspirado en ese sentimiento romántico que hay entre dos personas o en la pareja.

‘Antes de estudiar moda estudié diseño gráfico pensando que la creación digital era lo que realmente me llenaría, pero al terminar la carrera me di cuenta que realmente no era mi área. Más tarde se dio la oportunidad de estudiar diseño de moda y si he de escoger una de las dos carreras claro que me voy por diseño de moda’, detalla.

Explica que con el diseño de moda se llora, se sufre como si tus diseños fueran sus propios hijos.

Proyectos

‘Este año culmino la carrera y mi trabajo final está enfocando en la parte artesanal. Quiero rescatar las técnicas que hay dentro de la pollera y aplicarlas en indumentarias de uso diario. No se trata de hacer un traje típico sino de aplicar ciertas técnicas de la pollera en otros vestidos’, afirma.

Por otro lado, está preparando la colección para la apertura de Altamoda del 2017 en AltaPlaza. Además, tiene planificado invertir en una tienda junto a dos de sus compañeras para vender sus diseños. ‘Somos tres y vamos a estar graduadas de diseño de moda así que queremos armar algo que tenga la esencia de las tres’, resaltó.

 

Altamoda PanamáCORTESÍA.
Katherine Soto (Der.), junto a la modelo que vistió su creación durante el evento de Altamoda.

 

‘Con mi abuela aprendí la costura. Ella me enseñó a bordar, tejer y hacer encajes, ya que me crié con ella desde muy pequeña’, Katherine Soto.