Una de las mayores preocupaciones de la mujer es que el paso de los años se refleje en su rostro. El envejecimiento de la piel puede manifestarse con arrugas (finas al principio y, luego, más profundas), manchas, pérdida de luminosidad, de volumen y de densidad, e incluso resequedad.

El proceso de envejecimiento de la tez tiene que ver con una serie de factores. El doctor islandés Björn Örvar, director científico y fundador de la marca de belleza Bioeffect, enfatiza que “en las mujeres el principal enemigo de la piel son los rayos ultravioletas”. Otros causas que menciona el doctor son el tabaquismo, el exceso de licor, una pobre alimentación y la falta de cuidados.

“El envejecimiento también depende de los genes, si son buenos a malos”, dice Örvar.

A partir de los 20 años, empiezan a manifestarse los primeros signos de envejecimiento en la mujer, que van evolucionando con el tiempo.

“Sabemos que una vez se llega a los 20 años de edad la mujer comienza a perder 1% de colágeno por año. Esto quizás no se nota, pero sucede. Las mujeres deben preocuparse más por esto que los hombres, porque cuando pasan por la menopausia pueden perder hasta 30% del colágeno en solo cinco años”, explica Björn Örvar.

El doctor islandés Björn Örvar, director científico y fundador de la marca de belleza Bioeffect.
El doctor islandés Björn Örvar, director científico y fundador de la marca de belleza Bioeffect, en el laboratorio de biotecnología.

Cuidados del rostro

Los cuidados y la prevención siempre ayudan a minimizar el efecto del paso del tiempo, según el científico. “Tienes que preocuparte por los rayos ultravioletas, evitar el tabaco y el exceso de alcohol, alimentarte bien y mantener la humedad en la piel lo más que puedas para evitar que se reseque y aparezcan más fácilmente las arrugas”, destaca.

“La menopausia es inevitable, tiene que ver con factores hormonales, pero es importante que prepares tu piel con una rutina adecuada antes de entrar en esta fase”, expresa el doctor, quien señala que en cada etapa de la vida de las mujeres se van haciendo notorios algunos síntomas que es necesario atacar.

“A los 20 años es muy común querer tener la piel pareja y la textura suave, por lo que usar un suero es suficiente; luego, a medida que se envejece, preocupa más que la piel se vaya adelgazando, que pierda grosor y firmeza, y definitivamente, se debe usar algo más fuerte, a lo largo del día”.

A nivel molecular

El doctor Björn Örvar, quien recientemente visitó Panamá, explica que los sueros antienvejecimiento de Bioeffect tienen una tecnología basada en el EGF (factor de crecimiento epidérmico), un activador celular clave que se reduce en la piel  con el tiempo, ocasionando la pérdida de firmeza y elasticidad.

“Sabemos que los factores de crecimiento pueden hacer cosas increíbles para la piel, pero el problema es dónde se consiguen estos factores. No creemos que se deba utilizar bacterias para producirlo, o extraerlo de células ni tejido humanos, así que desarrollamos una tecnología donde copiamos el gen EGF en la cebada, mediante biotecnología”, argumenta.

El activador celular EGF se introduce o al suero y al aplicarlo sobre el rostro inicia un proceso de renovación celular. “Estos factores de crecimiento son como mensajeros. El EGF indica a las células de la piel que deben acelerar su renovación, impulsando el propio proceso de reparación de la piel para ayudar a encender la producción de colágeno y elastina, potenciando el resplandor de la piel y mejorando su textura”, subraya el científico.