El afán es grande por dar regalos materiales, divinamente envueltos y pensados para encantar y sorprender.

Entre todo el sofoco por dar y recibir, el estrés aumenta a tal punto que a ratos pareciera que “la paz y el amor” que tanto se desean estos días están lejos de avenidas, oficinas, hogares y centros comerciales.

Si ver la lista de regalos te estresa o ya no sabes qué más comprar, proponte dar un regalo valiosísimo, uno que todos quieren, nadie tiene y que cuesta esfuerzo obtenerlo, pero no se vende en ningún lugar: Tiempo.

Además, cuando se regala tiempo a otro, también nos regalamos sentimientos placenteros que no se pueden comprar.

Navidad luces oso

Aquí les damos algunas ideas para regalar tiempo esta Navidad.

  • Un paseo para ver las luces de la ciudad. Este año la Alcaldía de Panamá armó mundos de fantasía con luces en parques y avenidas de la ciudad. A hijos, sobrinos, familiares de la tercera edad o enfermos que poco salen, sería hermoso regalarles una noche en familia recorriendo los diferentes puntos o pasar una hora en uno de los parques decorados.
  • La visita que nunca haces. De seguro tendrás personas de la que te acuerdas a lo largo del año, y que te prometes ir a visitar, pero no llegas a hacerlo. Es cuestión de marcarlo en la agenda como ‘prioridad’ y anunciar la visita a la persona, para que saber que te están esperando te fuerce a llegar.
    Sea a una madrina, tía, amiga, ahijada o mentor, esa visita de seguro les llenará a ambos de emociones y satisfacción.
Te puede Interesar:  Tips originales para que te dure el perfume

Navidad nieve

  • Tarde de compras. Hay muchas personas que agradecerían inmensamente el que alguien las lleve de compras, sea porque es más entretenido hacerlo en compañía o porque no pueden movilizarse solas. A esa mamá, tía o amiga, dile que le regalarás en Navidad un día para que haga sus compras sea en un mall o supermercado.
  • Ese destino soñado. Tal vez tu abuela te ha dicho que sueña con volver a su pueblo natal. Tu hijo te comenta que quiere caminar en la selva. Tu tía te dice que tiene más de 10 años que no pisa la arena o tu sobrina te confiesa que sueña con ir a Chiriquí. Seguramente habrás notado que tienes seres queridos que apreciarían más que les lleves a un lugar, que un regalo material.
  • Tiempo con la familia. No aceptar ninguna llamada de trabajo el fin de semana de Navidad, no ver redes sociales esos días y dedicar todo ese tiempo a tu familia, será un regalo inesperado y agradecido si eres de las personas que siempre trae trabajo a casa y que vive pegada al teléfono. Esto también sería un regalo para ti misma, al enfocarte en los que tienes al lado en lugar del mundo virtual.

    Regalar tiempo es regalar experiencias y recuerdos que quedan para toda la vida.