Durante el showcase B de la segunda noche del Fashion Week Panamá en el Centro de Convenciones Atlapa hubo de todo para todas: desde colecciones casuales hasta románticos y elegantes vestidos, sin obviar los atuendos con toque veraniego.

En cuestión de cortes, los asimétricos siguieron marcando la tendencia; mientras que las texturas y los colores se llevaron en todas sus combinaciones. Los brillos y encajes también estuvieron muy marcados y empezaron a aparecer las plumas y las ruchas.

Pasadas las 8:30 de la noche, Sousa Pitti abría la pasarela del segundo bloque con una colección casual en tonos pasteles. Los parches sobre la ropa, la combinación de telas sólidas con otras transparentes, los bolsillos afuera, los grandes lazos en la cintura y los cortes totalmente asimétricos, caracterizaron los atuendos de la diseñadora panameña.

Los lazos en la cintura fueron característicos en la colección de Sousa Pitti.Erick Marciscano
Los lazos en la parte frontal de las faldas fueron característicos en la colección de Sousa Pitti.

Luego aparecería la diseñadora panameña Graciela Lasso con una pasarela versátil, donde reinó la combinación inusual de colores, como el violeta y el verde. El brillo de las lentejuelas, los detalles en bordados y las ruchas también estuvieron presentes en la colección de Lasso.

Te puede Interesar:  El diseñador de Michelle Obama estará en el Fashion Week Panamá
Graciela Lasso utilizó combinaciones inusuales de colores.Erick Marciscano
Graciela Lasso se decantó por los estampados.

También hubo moda de playa con la firma peruana Aguaclara. Fue una colección recreada con los colores de la naturaleza: desde verde y aguamarina hasta los tonos de la tierra. Las salidas de baño, con detalles en plumas, brillos y encajes, parecían delicadas capas que daban la sensación de movimiento y libertad.

Las salidas de baño fueron el centro de atención en la colección de Aguaclara.Erick Marciscano
Las salidas de baño fueron el centro de atención en la colección de Aguaclara.

La pasarela de la marca dominicana Bless my funk presentó telas con un estampado abstracto característico de la colección, donde se impusieron los cortes desiguales y la mezcla entre telas sólidas y otras más sueltas, que daban la sensación de holgadez.

Bless my funk optó por los pantalones largos y a las pantorrilas, en telas holgadas.Erick Marciscano
Bless my funk optó por los pantalones largos y a las pantorrilas, en telas holgadas.

La diseñadora panameña Marciscano cerraba el bloque con su propia versión de una diosa moderna. Las modelos casi parecían flotar sobre la pasarela con vestidos en corte princesa, elaborados con telas holgadas y detalles de pedrería y encajes, que evocaban feminidad. La diseñadora, que se decantó por las mangas caídas, también exploró con los tonos pasteles y nude hasta los metalizados.

Los vestidos de Marciscano mezclaba bloques de encajes con bloques de telas transparentes.Erick Marciscano
Los vestidos de Marciscano mezclaba bloques de encajes con bloques de telas transparentes.