La Semana Santa llena de colores ciudades y pueblitos del mundo.

Los cristianos recuerdan el fallecimiento y resurrección de Jesús con ritos, actividades y adornos según la cultura donde se realice. Aunque la celebración sea la misma, cada acto tiene un tinte distinto en cada lugar.

 

Árbol con huevos de Pascua colgados en Eslovaquia, para celebrar la Pascua de Resurrección.

 

La iniciativa ‘Por mujeres crucificadas’ realizó un Via Crucis para orar por las mujeres víctimas de la trata de personas, prostitución forzada y violencia. Este evento fue organizado por la Asociación Papa Juan XXIII, en colaboración con la diócesis de Roma.

 

Una mujer vende huevos de Pascua en un mercado alemán, estos mercadillos son tradicionales en estas fechas religiosas.

 

Mujeres vestidas en trajes medievales llevan a una niña en un burro para las celebraciones de Domingo de Ramos en la basílica de San Jorge, en Praga, República Checa.

 

Durante la Cuaresma, abrió la Lavandería Papa Francisco, una lavandería gratuita para los pobres, en Roma, creada por iniciativa de El Vaticano.

 

Los jardines Tivoli en Copenhagen, Dinamarca, se han decorado con huevos de Pascua.