Más que un complemento de la rutina de maquillaje, la barra de labios es un accesorio imprescindible, pues le da el toque final al look que se desea lograr.

El maquillista internacional de Guerlain, Eduardio Jiménez, ha maquillado a celebridades como Penélope Cruz y Antonio Banderas.
El maquillista internacional de Guerlain, Eduardo Jiménez, ha maquillado a celebridades como Penélope Cruz y Antonio Banderas.

En el mercado existen muchas texturas e infinitos tonos, pero a veces es difícil decidir cuál es la mejor elección.

El artista internacional de maquillaje de Guerlain, Eduardo Jiménez, quien estuvo recientemente en Panamá, señala que hoy día “las mujeres están muy condicionadas por la moda a la hora de elegir su barra de labios”, y es así como deciden usar un tono porque ven que lo usan ciertas celebridades y no porque realmente se sientan a gusto e identificadas con él.

“Hay que adaptar los colores más allá de las cosas que nos condicionan. Debes elegir un color que te haga sentir bien, que vaya contigo; con el que no te sientas observada”, indica Jiménez, destacando que el labial debe hacer que una mujer se sienta acompañada, ya que “es un accesorio más. Es un complemento de colores para acompañarte todo el día”.

Antes del color
El clima y la genética influyen mucho en el estado de los labios. Para que luzcan perfectos, es necesario tener una rutina de cuidado, que sublimará el acabado de cualquier lipstick.

Rouge Coco Stylo, de Chanel, posee una fórmula híbrida, tan intensa como una barra de labios, tan brillante como un gloss y tan cómoda como un bálsamo.
Rouge Coco Stylo, de Chanel, posee una fórmula híbrida, tan intensa como una barra de labios, tan brillante como un gloss y tan cómoda como un bálsamo.

“Cuando hablas con alguien, la atención se posa constantemente en los labios. Es una zona muy importante a la cual hay que prestarle mucha atención”, dice.

Según Jiménez, antes de maquillar la boca, es necesario aplicar un tratamiento para labios o un primer, que ayude a perfeccionar la superficie del labio y a fijar el lipstick. “Después de esto el labial dura más y se ve más lindo, y los labios lucirán impecables”, explica.

¿Cómo elegir el tono?
Jiménez reconoce que hay una teoría de color, “que responde mucho a que las mujeres más blancas se pueden permitir el lujo de ponerse más rojo o fucsia, porque su tez destaca estos tonos; mientras que las mujeres morenas deben ponerse algo un poco más frío”. No obstante, según el especialista en belleza, en la actualidad esto no es tan rígido.

Te puede Interesar:  Ser papá, el mejor oficio del mundo
La Petite Robe Noire Lipstick, de Guerlain, es un labial inspirado en el perfume La Petite Robe Noire, con una textura sedosa y ultra brillante, y una rica fragancia floral afrutada.
La Petite Robe Noire Lipstick, de Guerlain, es un labial inspirado en el perfume La Petite Robe Noire, con una textura sedosa y ultra brillante, y una rica fragancia floral afrutada.

Para las mujeres fieles a las reglas del color, que tienen temor a experimentar con tonos diferentes y llamativos, el artista de maquillaje sugiere optar por las gamas. “En ocasiones, una mujer cree que el rojo no le va bien porque siempre se imagina el rojo sangre, prendido, llamativo; pero la realidad es que hay nudes que se inclinan hacia el rojo y que favorecen muchísimo, por ejemplo a las pieles oscuras”, aduce.

El color en los labios también ayuda a reflejar un estado de ánimo. Jiménez recomienda a las féminas “escucharse y responder a la necesidad que tengas. Si te ves una mala cara, ponte un labial rojo o fucsia para alegrar el rostro. Sin obviar, que debes tener en tu cartera un color para el día y otro para la noche”, con el fin de cambiar el look.

 

Phyto-Lip Twist, de Sisley, es un bálsamo labial con color, con el efecto de una barra de labios y el brillo de un gloss.
Phyto-Lip Twist, de Sisley, es un bálsamo labial con color, con el efecto de una barra de labios y el brillo de un gloss.

El acabado

Aunque la elección del acabado del lipstick también depende del estado de ánimo y de la comodidad, hay ciertas consideraciones, que se deben tener presente. “Los colores más brillantes, tipo gloss o laca, pueden ser más indicados para una noche, o un momento donde la luz es baja y sientes un poco más de sensualidad“, apunta.

La textura además depende del tipo de labio. “Si tienes un labio seco y te pones algo mate, sentirás sequedad, por lo que aconsejo usar una labial más hidratante con un poco más de brillo; por el contrario, si no te dura nada un producto en tu boca, utiliza una textura más mate”.