Cada vez más se utiliza la palabra trademark para referirse a una característica particular que identifica a los íconos de moda que seguimos en redes, blogs, revistas y cuánto material de moda nos caiga en las manos. Pero ¿qué realmente significa esta palabra? ¿Es necesario que todos desarrollemos un trademark para que nos identifiquen?
Para los que venimos del mundo del mercadeo, el trademark o marca es cualquier nombre, símbolo, letra o figura utilizada legalmente por una empresa para desarrollar su identidad y la de sus productos o servicios. Esta marca se registra a través de un proceso legal para asegurar su uso exclusivo por parte de su propietario. Pero eso también se puede aplicar a personas, no solo a empresas.

Flor Carvallo Blooming Flower Marca Personal Carolina Herrera Iris Apfel
Los enormes aros redondos de sus lentes son parte de la marca de Iris Apfel.

La manera como nos vestimos, los accesorios que utilizamos, nuestro cabello y, en ocasiones, hasta nuestra manera de caminar aportan elementos y características que se convierten en nuestra marca, en ese símbolo que nos identifica o al que hacen referencia otros cuando nos mencionan en una conversación.
El mundo de la moda y el espectáculo nos ofrece muchos ejemplos de celebridades bien vestidas, elegantísimas para una alfombra roja, sin embargo, son muy pocas las que realmente tienen una marca que las hace memorables. Y la razón es que esta marca que nos representa tiene que venir de adentro, de nuestras creencias y convicciones.
Iris Apfel se convirtió en un ícono de la moda a sus 90 años, sin embargo, siempre ha tenido un sentido innegable de la moda, una curiosidad que la lleva a jugar y a experimentar con sus atuendos y, sobre todo, tiene mucho estilo. Estas tres características integradas se convierten en lo que vemos. Una señora con lentes redondos enormes, siempre iguales, con una cantidad de collares y pulseras grandes combinados con atuendos que son una explosión de color y textura y que, con todo esto encima, logra verse balanceada y perfecta. Su marca es su estilo.

Blooming Flower Flor Carvallo Marca Personal
En el caso
de Carolina Herrera, su marca personal va más allá de la camisa blanca.

Todas las mujeres sabemos que, al igual que el trajecito negro, una camisa blanca nos lleva a cualquier lado. Y, ¿quién es el ícono de la camisa blanca? Carolina Herrera, por supuesto. La diseñadora de origen venezolano es el sinónimo andante de la palabra elegancia y su pieza clave es la camisa blanca. Sin embargo, su trademark no es la camisa blanca, es su elegancia natural y ella ha sabido capitalizarla transmitiéndola en todo lo que hace.
Si bien estos son ejemplos en los cuáles la marca es una cualidad intangible, en ambos casos, es tan fuerte que se identifica a simple vista.

Ileana Pérez Burgos
El cabello rubio platinado y el labial rojo son parte del ‘trademark’ de Gwen Stefani.

En el mundo de las grandes marcas de consumo, existen las “love brands” que son las marcas cuyos comerciales nos sacan lágrimas, son las marcas que adoramos aunque no las consumamos y que su slogan, su logo o sus colores forman parte de la cultura urbana. De la misma manera las personas podemos convertirnos en un “love brand” cuando nos enfocamos en desarrollar cualidades como la cortesía, la amabilidad, la empatía, la cordialidad, el compañerismo, la humildad y la transparencia. Todos queremos estar con personas que son confiables, justas y con las que es fácil compartir.
Es lindo tener un trademark visible y tangible por el cual nos identifiquen, sin embargo, este únicamente será consistente y sostenible si trabajamos todos los días en esas cualidades y valores que nos hacen una mejor persona y que motivan una convivencia positiva con los que nos rodean, haciendo real nuestra propuesta de valor hacia los demás.

Te puede Interesar:  Pechos más naturales, menos duros

 

Blooming Flower Flor Carvallo
En Panamá, cuando hablamos de afro pensamos en la actriz Miroslava Morales.

Los 5 consejos clave para tu trademark personal

1. Convierte una debilidad en una fortaleza. Por ejemplo, si usas lentes, hazlos parte de tu look diario. Poco a poco colecciona aros que vayan con tu estilo personal de manera que tus gafas o lentes se conviertan en un accesorio más, en un captador de atención.

2. Haz tuyo un estilo o corte de cabello. En Panamá, cuando hablamos de afro pensamos en Miroslava, aún cuando existen otros afros en la escena local. Anna Wintour, editora de Vogue Estados Unidos, mantiene un corte característico que la identifica y es una referencia. Tú puedes hacer lo mismo.
Blooming Flower Flor Carvallo
Anna Wintour, editora de Vogue, ha sabido hacer de su corte parte de su marca personal.
3. Adopta una gama de color específica. Tengo una amiga que se siente insegura combinando colores. Ella adoptó el negro y el blanco porque allí es imposible errar. Todos sabemos que ella se viste de negro y que, cuando anda muy colorida, opta por blanco y negro. Estos son colores muy elegantes y que aguantan diseños atrevidos y diferentes sin verse recargados.
4. Escoge el accesorio que te identifique. Ya sea porque tus calzados son tu accesorio ‘it’ o los relojes. Conozco a alguien que siempre utiliza un collar de perlas que heredó de su abuela y, aunque utilice otras piezas, las combina excelentemente de manera que el collar de perlas siempre está allí.
5. Sé tú misma. Esto es lo más importante. Acéptate a ti misma, sácale partido a tus fortalezas, siéntete cómoda en tu piel y trabaja en mejorar cada día como ser humano y como profesional. Desarrolla tu individualidad con empatía y consideración a los demás, y todos te recordarán.