Alrededor de 150 jóvenes de diferentes rincones de Panamá se entrenan desde el 16 hasta el 27 de enero para fortalecer sus conocimientos y habilidades musicales de la mano de instructores nacionales e internacionales (Estados, México, Costa Rica y Venezuela).

Ellos reciben dos semanas de ensayos intensivos donde se entrenan para tocar sus instrumentos musicales en una orquesta que cumple con todas las disciplinas de una orquesta profesional y reciben entrenamiento para tocar música de cámara en la presentación de conciertos de alto nivel musical, gratuitos y pagos, en diversos escenarios.

Los músicos, entre 7 y 25 años, serán parte del XXXII Campamento Musical Juvenil 2017, que organiza desde hace 32 años la Asociación Nacional de Conciertos (ANC) y que se lleva a cabo en las instalaciones de la Ciudad del Saber.

“Los objetivos del campamento son muchos. La idea es tener dos semanas intensas. Esto no se puede hacer el resto del año porque todo mundo está en la escuela, el bachillerato”, señaló Terrence Ford, creador de la iniciativa, que califica como “una locura”.

Además de ofrecer al joven una experiencia musical que fortalezca su desarrollo como músico y su afición por la música clásica, Ford señala que el proyecto busca “despertar en los participantes el interés por respaldar el desarrollo de la música erudita en Panamá, así como brindar la oportunidad a los jóvenes músicos de compartir con otros en un ambiente musical donde existe el compañerismo el respeto y alejarlos de los vicios y delincuencia”.

Los “campistas”, como se le llama a los jóvenes que son parte del proyecto, son seleccionados previamente en audiciones frente a un jurado. “En agosto los muchachos tienen que venir y tocar ante jueces, quienes los valoran y les dicen si pueden ir y en qué nivel (intermedio o avanzado)”, aclara.

Su majestad, el piano

El pianista venezolano radicado en New York, Khrystian Benítez, es uno de los profesores invitados al campamento. 

La edición 2017 del Campamento traerá innovaciones. “Esta es la primera vez que el piano se incluye en el campamento, gracias a la alianza de la ANC con Banesco“, señala el pianista venezolano de 33 años Khrystian Benítez.

Benítez, quien empezó a estudiar el piano desde los cuatro años y quien ha sido parte de orquestas como la Simón Bolivar, la Orquesta Nacional de La Habana, la Sinfónica de Berlín y la Orquesta Sinfónica de San Francisco, es un invitado especial que estará impartiendo clases del instrumento en diferentes niveles, con un repertorio variado, que incluye autores de todas las épocas de la música clásica.

“Me siento muy honrado y emocionado de que Panamá me reciba y acepte para dejar aquí mi experiencia y conocimiento. Todo es en pro de la expansión y formación musical de los panameños”, destacó el pianista, que regularmente toca con el Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela y quien ha ofrecido conciertos como solista y con orquesta, en lugares como Lituania, Alemania, Francia, Argentina y México.

Como parte de su visita en Panamá, Benítez ofrecerá una residencia musical en el país. El hará un recital solo de piano el 28 de enero durante el Festival de Musica del Valle de Antón, patrocinado por el Instituto Nacional de Cultura (INAC) y la fundación del festival, a beneficio de la iglesia del lugar, donde se llevará a cabo la presentación.

Te puede Interesar:  Pilar Sordo y su concepto de la felicidad

Más invitados especiales

Conferencia de prensa sobre el lanzamiento del XXXII Campamento Musical Juvenil

Terrence Ford explicó que, como es costumbre, este año el campamento contará con la participación de profesores, directores y músicos invitados de diferentes países e importantes conservatorios, para la formación de los músicos. “Contaremos con dos profesores de Costa Rica y seis profesores del Conservatorio de Oberlin, en Estados Unidos, más su directora, la doctora Nell Flanders, que viene a dirigir las orquestas”.

Mario Rodríguez pertenece a la Sinfónica Nacional de Costa Rica desde hace 30 años e imparte clases de música en un conservatorio del país centroamericano. Desde hace 25 años dedica sus vacaciones a viajar a Panamá y colaborar como profesor en el Campamento Musical Juvenil.

Para él la experiencia ha sido “linda” y le satisface que ya se vea el fruto del trabajo. “Siempre he trabajado con los más pequeños. Para montar una pieza ocupábamos una semana, pero en el ensayo de hoy pudimos armar una pieza de un gran nivel de complicación”.

Esto, según el profesor, le llena de gran orgullo, pues siente que “se ha logrado la meta de crear profesores panameños de muchísimo más alto nivel de los que había hace 30 años”.

Un proyecto con sentido

El profesor Jorge Oliva, Director de la Escuela Juvenil de Música del INAC, es uno de los directores del campamento.

En las más de dos décadas que lleva haciendo parte del campamento, el profesor costarricense Mario Rodríguez, mira muchas ventajas sobre el proyecto. Una de ellas es la formación técnica, espiritual, musical e histórica que un músico debe tener.

“Además, me sorprende ver cómo esto se ha vuelto un fenómeno muy grande a nivel nacional. Comenzamos con un grupo muy chiquito, relativamente muy exclusivo, y hoy día se ha ido incorporando gente de otras provincias de Panamá, hay gente de Colón, Chiriquí, Las Tablas y Natá, así como un gran número de estudiantes de las escuelas de música del INAC y demás fundaciones”, subraya.

Para Rodríguez, esto le hace pensar que en esos lugares ya hay profesores y nuevas escuelas, que a su vez están abriendo espacios a más unidades. “Yo lo veo como un semillero: nosotros vamos plantando semillas que van dando frutos y esos frutos pasan a otros lugares. Tal vez en otros 30 años por todo Panamá habrán este tipo de cosas”, expresa.

Independientemente del desarrollo de músicos, Terrence Ford destaca que la experiencia más significativa del proyecto es ver cómo progresan los jóvenes. “Algunos se dedican a la música profesionalmente, el 60% de la Sinfónica Nacional fueron campistas… Uno se da cuenta de que son mejores personas y están dispuestos a ayudar, y eso es lo más importante”, menciona.

Son dos semanas de ensayos intensos donde los jóvenes músicos afianzan sus conocimientos y al final realizan conciertos.

Conciertos del Campamento Musical Juvenil

  1. Sábado, 21 enero
    Hotel Sheraton Bijao
    7:00 p.m.
  2. Domingo, 22 enero
    Parroquia San José de El Valle de Antón,
    11:00 a.m. – Gratis
  3. Miércoles, 25 enero*
    Collage Musical
    Facultad de Bellas Artes, Universidad de Panamá, Salón F-111, 7:30 p.m.
    Entrada General B/. 5.00
    Estudiantes B/. 2.00
  4. Viernes, 27 enero
    Clausura
    Ateneo de Ciudad del Saber
    7:00 p.m. – Gratis

* Recaudaciones a Beneficio del Campamento