En el centro de Beijing (Capital de la República Popular China) se encuentra la Plaza de Tiananmén, la plaza más importante de toda China, además de la más grande que existe en el mundo. En los lados este y oeste la plaza se encuentra flanqueada por dos edificios importantes: el Museo Nacional de China (en él reposa la historia y la revolución de toda China; y, el Gran Palacio del Pueblo, en este último se realizaban los congresos más importantes de China. Mientras que en el centro de la plaza se alza el Monumento a los Héroes del Pueblo, un obelisco de granito de 38 metros de altura que presenta algunas inscripciones de los más destacados líderes comunistas chinos.

Más hacia el centro de la Plaza de Tiananmén se encuentra el Mausoleo de Mao Zedong, el edificio en el que yace el cuerpo embalsamado del líder comunista chino, fundador de la República Popular China en 1949. Sin embargo, antes de acceder al mausoleo es necesario dejar guardadas las mochilas y las cámaras fotográficas como medida de seguridad. Luego hay que, por obligación, hacer una larga cola de más de dos horas y media para poder ver el cuerpo embalsamado de Mao en tan solo cinco minutos. Para los visitantes resulta curioso contemplar el modo en el que las multitudes chinas se deshacen en reverencias y entregan ofrendas florales como muestra de respeto al que fuera su líder comunista.

El Mausoleo de Mao Zedong, es un edificio donde se encuentran los restos embalsamados de este líder político chino del año 1943.Shutterstock
El Mausoleo de Mao Zedong, es un edificio donde se encuentran los restos embalsamados de este líder político chino del Partido Comunista a partir del año 1943.

Aunque para los chinos es un tema muy delicado y del cual no se habla fue en la Plaza de Tiananmén donde sucedió la masacre a la protesta de estudiantes y obreros en 1989, quienes pedían la libertad de prensa y el fin de la corrupción gubernamental. Actualmente esta plaza se encuentra completamente vigilada y las filmaciones periodísticas están totalmente prohibidas. Sólo es posible acceder a la plaza a través de los controles policiales situados en los extremos.

A un paso de la Ciudad Prohibida

Al norte está la Puerta de Tiananmén o Puerta de la Paz Celestial, que muestra un retrato de Mao con un letrero que dice: “Viva la República Popular China y viva la amistad entre todos los pueblos del mundo”. Esta puerta es la que da acceso a la Ciudad Prohibida declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987, y catalogada por la UNESCO como la mayor colección de estructuras antiguas que se conservan en el mundo. Este majestuoso complejo arquitectónico que data de principios del siglo XV fue el palacio imperial chino de la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing.

Según el guía turista de nombre Ray, esta ciudad –que se empezó a construir en el año 1406 y se terminó en 1420- sirvió como hogar de los 24 emperadores chinos que se sucedieron y sus familias, así como el centro ceremonial y político del gobierno chino.

Desde 1925 la Ciudad Prohibida ha estado bajo control del Museo del Palacio, que cuenta con una extensa colección de obras de arte y objetos que pertenecieron a las colecciones imperiales de las dinastías Ming y Qing.Yelina Pérez | Revista MIA
Desde 1925 la Ciudad Prohibida ha estado bajo control del Museo del Palacio, que cuenta con una extensa colección de obras de arte y objetos que pertenecieron a las colecciones imperiales de las dinastías Ming y Qing.

¿Por qué el nombre?

Durante el recorrido por esta ciudad imperial, cortesía de la compañía tecnológica especializada en investigación y desarrollo, Huawei, el guía comenta que el nombre de Ciudad Prohibida surgió porque los emperadores de esa época no permitían que las personas común y corriente entraran al palacio imperial sin los permiso especiales.

Hoy el escenario es otro, puesto que, por esas puertas entran ahora los visitantes para maravillarse ante las dimensiones, el esplendor, la elegancia y la factura de este laberinto de edificios con tejados adornados con figuras de criaturas mitológicas. Entre las numerosas estancias públicas y privadas del emperador también se encuentran pequeños pabellones en los que residían las concubinas imperiales. Mientras que en el Patio Exterior era usado para propósitos ceremoniales y el Patio Interior era la residencia del emperador y su familia.

Como ocurre en la mayoría de los edificios tradicionales chinos, dos leones guardan la entrada a cada uno de los pabellones. Parecen iguales, pero bajo una de sus patas el león de la derecha tiene una pelota y la leona en el lado izquierdo posee un cachorro. Mientras que en el centro de las escaleras que llevan hasta cada uno de los principales edificios de la Ciudad Prohibida se puede ver una pequeña rampa de mármol con dragones tallados que estaba reservada sólo para el carruaje del emperador.

El río Dorado dentro de la Ciudad Prohibida.Shutterstock
El río Dorado dentro de la Ciudad Prohibida.

Según Ray, la Ciudad Prohibida posee una gran armonía numérica basada en los números impares, especialmente el nueve. Señala que esta ciudad posee nueve mil 999 estancias y para recorrerlas todas se necesita al menos un mes, ya que, se trata de un campo que mide 960 metros por 750 metros, lo que equivale a más de 20 campos de fútbol.

Tras cruzar uno de los cinco puentes sobre el río Dorado se encuentra la Puerta de la Suprema Armonía, tras ella se encuentra la plaza central de todo el complejo y la más grande de todas. Tiene una imponente estructura de piedra blanca a tres niveles. Sobre ellos se erigen tres edificios que forman el centro ceremonial de todo el complejo. El Salón de la Armonía Suprema, el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Preservación de la Armonía, éste último dedicado a los banquetes y recepciones imperiales.

Actualmente la Ciudad Prohibida es el lugar más importante y visitado en Beijing, y cada día se vuelve un área muy especial para los chinos, ya que pueden pasear por el lugar que hace 600 años era impenetrable.

Destrás está el Salón de la Armonía Suprema, el de mayores dimensiones, pues alcanza una altura de treinta metros sobre el nivel de la plaza que lo rodea.Yelina Pérez | Revista MIA
Destrás está el Salón de la Armonía Suprema, el de mayores dimensiones, pues alcanza una altura de treinta metros sobre el nivel de la plaza que lo rodea.

Guardar