La lactancia materna exclusiva es la clave para disminuir la mortalidad infantil. Sin embargo, en Panamá, las cifras de lactancia materna exclusiva no son favorables. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, en Panamá, las mujeres amamantan a sus hijos solo hasta los primeros cinco meses, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo de 2013. Además, solo el 21.5% de todos los recién nacidos panameños recibe leche materna como único alimento.

Obstáculos y soluciones

Natali Rodríguez, directora de lactancia SOS en Panamá, afirma que uno de los grandes retos para las madres panameñas que amamantan es el regreso al trabajo y la falta de lactarios en el área laboral. Aunque el Código de Trabajo, en su artículo 114, contempla que en los lugares donde trabajen 20 mujeres o más deben habilitarse salas de extracción de leche materna, a los que las mujeres pueden acudir por 15 minutos cada tres horas, esto no se implementa en la práctica.

En vista de esto, Rodríguez recomienda que las mamás organicen un banco de leche en su casa por lo menos tres semanas antes de volver al trabajo. En ese momento, deben entrenar al bebé a recibir leche materna en biberón, establecer una rutina con el cuidador del infante, y organizar los horarios de alimentación, según la jornada laboral.

Por otro lado, Rodríguez insiste en que el apoyo en los lugares de trabajo, ya sea empresa pública o privada, es necesario. Un estudio realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en 2015 evidencia que, para las empresas, promover la lactancia materna exclusiva es efectivo a nivel de costos porque “disminuye el ausentismo, reduce los costos médicos, aumenta la productividad, fortalece la imagen de la empresa y reduce la taza de renuncias”.

¿Quiénes apoyan?

En Lactancia SOS nos preocupamos por el bienestar emocional de las madres. Las ayudamos a que dentro de su realidad, vean las opciones y seleccionen las que le brindan tranquilidad, que sepan que todas las madres, desde su amor, hacen lo mejor para sus bebés”, detalla Rodríguez, consultora certificada por el International Board Certified Lactation Consultant.

En Panamá, empresas como BAC, Cervecería Nacional, Banistmo, Nestlé, Procter & Gamble y Ensa apoyan la lactancia materna entre sus empleadas a través de salas de lactancia materna.

En diciembre de 2013, se inauguró el Banco de Leche Humana (BLH) en Panamá, cuyas instalaciones están localizadas en el Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social. El BLH está instalado en el séptimo piso de la institución, dentro del servicio de Neonatología.

El objetivo de este banco es proporcionar al recién nacido cuya madre no puede amamantar, leche humana de calidad certificada, para contribuir a la reducción de la mortalidad infantil en el país.

Muchas personas desconocen que Panamá está dando pasos positivos en el tema de la lactancia. La leche recaudada de las donantes madres que extraen su leche y la dan al hospital, está ayudando a salvar la vida de bebés prematuros o en riesgo”, resalta Gianna Mendoza, asesora en lactancia materna.

Explica que esta leche pasa por un proceso de pasteurización y control de calidad bioquímico riguroso, por lo que es totalmente segura para el bebé que la consume. Además, el BLH está haciendo una labor de divulgación sobre el tema para tratar de resolver el marcado descenso de lactancia materna en Panamá.

Según el informe Amamantar y Trabajar de Unicef de 2015, en Panamá, la participación femenina en el mercado laboral es alrededor del 50%. Eso significa que gran parte de la fuerza laboral panameña son mujeres en edades reproductivas.

Shutterstock
En Panamá el 21.5% de los recién nacidos recibe leche materna como alimento exclusivo.

Liga de la leche

En agosto de 2015, se celebró la Gran Tetada en el parque recreativo Omar, con el objetivo de “proyectar imágenes de madres dando pecho, para que la sociedad acepte este hecho como el patrón normativo de alimentación”, explica Mitzila Rosas, médico pediatra y miembro de la Comisión Nacional para el Fomento de Lactancia Materna (Confolacma).

Este año, este evento se repitió en la Semana Mundial de Lactancia Materna en agosto, en la que participó el Ministerio de Salud, la Caja de Seguro Social, la Confalacma y la Liga de la Leche, entre otras organizaciones, que buscan promover y resaltar la importancia de la leche materna para el sano crecimiento de los infantes, detalla Rosas.

Hospitales amigos

La OMS y Unicef lanzaron en 1992 la iniciativa Hospitales amigos de los niños, con el fin de fortalecer las prácticas de las maternidades en apoyo a la lactancia materna. La base de la iniciativa son los diez pasos hacia una feliz lactancia natural, que se describen en la declaración conjunta de la OMS y Unicef titulada Protecting, Promoting and Supporting Breastfeeding (Protegiendo, promoviendo y apoyando la lactancia). He aquí algunas recomendaciones:

1. Que la lactancia se inicie en la primera hora de vida.

2. Que el lactante solo reciba leche materna en los primeros seis meses de vida, sin ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua.

3. Que la lactancia se haga a demanda, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche.

4. Que no se utilicen biberones, tetinas ni chupetes.

5. Que los alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados se den a partir de los seis meses, continuando con la lactancia materna hasta los dos años o más.

La iniciativa Hospitales amigos de los niños se ha aplicado en aproximadamente 16 mil hospitales de 171 países del mundo, incluyendo Panamá, y ha contribuido a mejorar la adhesión a la lactancia materna exclusiva en todo el mundo.

Aunque la mejora de los servicios de maternidad ayuda a aumentar el inicio de la lactancia materna exclusiva, para que las madres no la abandonen, es necesario un apoyo de todo el sistema de salud”, asegura un informe la OMS en su página web.

La lactancia materna exclusiva es la mejor forma de tener familias sanas e hijos fuertes”, indicó Aida Oliver representante de Unicef. “La lactancia materna iniciada a más tardar a una hora del nacimiento, puede impedir más de 500 mil muertes cada año”, precisó Oliver, en una conferencia sobre el impacto de la lactancia materna y su relación con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Por su parte, la OMS calcula que el 60% de los niños en el mundo no recibe leche materna en sus primeros días de vida. “Si se amamantase a cada niño desde el primer día de vida, se salvarían cerca de 800 mil vidas al año”, enfatiza la OMS en su página web.