La quinoa, ese alimento sagrado en las antiguas culturas andinas, hoy es considerado un superalimento por su propiedades altamente nutricionales y sus beneficios sobre la salud.

“Las bondades de la quinoa es que es un grano que tiene alto grado de valor nutricional. Se dice que su contenido de proteína puede ser entre 13 a 22%, dependiendo de la variedad y el área donde se haya cultivado”, menciona Jocelyne Lara, nutricionista dietista de la Caja de Seguro Social y el Hospital Dr. Rafael Hernández L., de Chiriquí.

Lo anterior, es muy importante según la nutricionista, pues el contenido de esa proteína es de aminoácidos esenciales, que son aquellos que el cuerpo no produce sino que se pueden obtener únicamente por medio de la dieta. La quinoa es considerada como el único alimento del reino vegetal que provee todos los aminoácidos esenciales y que se encuentra extremadamente cerca de los estándares requeridos para la nutrición humana, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)”.

Otro aspecto importante de la quinoa es el alto contenido en fibra dietética “el cual es muy bueno para pacientes que sufren de diabetes, que tengan estreñimiento, además de que produce una sensación de saciedad”, dice Lara.

Agrega que el alimento también tiene un alto aporte de hidratos de carbono, que son la principal fuente de energía que utiliza el cuerpo. Por ello, en algunas poblaciones del mundo donde la proteína de origen animal es escasa y donde es un problema adquirir cereales y leguminosas, la quinoa resulta ser una gran solución para la crisis alimentaria, pues “llega a dar un aporte con todos los aminoácidos en un solo grano, y a la vez tiene una buena adaptación para el cultivo”.

Un movimiento gastronómico

A pesar de su valor nutricional, la quinoa ha pasado desapercibida por mucho tiempo, inclusive solo considerada como un alimento exclusivo para celíacos, por ser libre de gluten. Pero en los últimos años ya veíamos cómo en los diferentes estantes de los supermercados algunas marcas de quinoa se insinuaban al público como una alternativa para la dieta diaria. Ahora, esta semilla también busca espacio dentro la cocina local.

Y es que recientemente se lanzó la campaña gastronómica ‘Panamá, Vida y Sabor’, que busca acercar a los panameños a los alimentos de origen natural y ancestral, principalmente la quinoa y las pastas derivadas de la semilla, con propuestas en el menú de los restaurantes panameños.

Plumas de arooz y quinua con salsa bologna y pesto de albahaca, es uno de los platillos preparados con pasta de quinua en el restaurante Via Appia, Costa del Este, por la chef Stefania Fallone.

“La idea es tratar de darle una connotación gastronómica y de aplicación a la quinoa, panameñizando al ingrediente con la sazón local y que poco a poco sea considerada como un insumo versátil para la cocina. Queremos que la gente la valore y entienda que esto puede ser usado como sustituto del arroz o un contorno de la dieta básica”, señala Nicolás Ramírez, CEO y fundador de América Orgánica, empresa comercializadora de alimentos orgánicos, que organiza la campaña.

La dinámica, consiste en insertar la quinoa de origen peruano y boliviano en el menú de los restaurantes panameños donde los chefs podrán innovar con el ancestral alimento, dándole su propio toque con los ingredientes locales. Así, las personas podrán acostumbrar el paladar.

El proyecto está en su etapa inicial. Se ha empezado a entregar muestras y productos a conocidos chefs de diferentes restaurantes para que ellos hagan sus pruebas de cocina y evalúen el desempeño del producto en el plato servido. “Esto es una pasta que se comporta igual a una pasta con gluten o de sémola de trigo, no es una pasta que debe ser percibida solamente para aquel que tenga un problema de intolerancia”, menciona Ramírez.

Hasta el momento se ha invitado a más de 80 chefs, según indica Ramírez. “El Mercadito Biológico, que es un punto insignia en el mercado panameño de la oferta saludable, tiene en su menú nuestros productos desde hace más de un año. Lo que hicimos fue potenciar la oferta y decir que si ahí a la gente le gusta. por qué no hacer de esta campaña una actividad un poco más extensa y lograr invitar a estos chefs que puedan innovar con estos ingredientes. El objetivo es crear la curiosidad entre todos para que armen su menú y la gente tenga una opción rica y saludable”.

El Mercadito Biológico, Via Appia, We Fresh Market, Orgánica Store, Prohealth Shop Café, Hip Cuisine, Los Años Locos, Veggie Moon y FitBar son los ocho establecimientos que hasta ahora se han unido al movimiento.