¿Aún no sabes a dónde escaparte este Día de San Valentín? Te contamos que Europa siempre resulta ser una excelente opción, pues cuenta con ciudades formidables, llenas de encanto, que enamoran a cualquiera.

Pintorescas plazas, hermosas edificaciones de épocas antiguas, románticas ciudades flotantes, jardines de ensueño y palacios reales, entre otros, son algunos de los atractivos con los que los amantes podrán deleitarse en el viejo continente.

Air France y KLM escogió las cinco ciudades de Budapest (Hungría), Lisboa (Portugal), Venecia (Italia), París (Francia) y Ámsterdam (Países Bajos), entre su red de destinos en Europa, como las mejores opciones románticas para los enamorados en esta fecha especial.

A continuación, detallamos algunas de las actividades que podrán disfrutar los viajeros que quieran pasar unos días inolvidables al otro lado del Atlántico.

A bordo del crucero del amor

Conocida como “La Perla del Danubio”, la ciudad de Budapest, en Hungría, ofrece variadas opciones para disfrutar en pareja. Una de las experiencias más románticas son los cruceros por el Danubio, ya que ofrecen maravillosas vistas de la ciudad y una atmósfera que invita a romancear.

Varias compañías ofrecen cenas y cata de vino abordo que incluyen el famoso Tokaji Aszú, vino dulce conocido como el “Vino de los Reyes” y el “Rey de los Vinos”, muy apreciado por Luis XIV y Pedro el Grande. Y si el plan es relajarse, se recomienda visitar los Baños Széchenyi, los baños termales medicinales más grandes de Europa.

Otras actividades que se pueden realizar en Budapest son los paseos por el Puentes de las Cadenas, la visita a sus castillos antiguos o asistir a la Opera Estatal de Hungría (Magyar Allami Operahaz).

Un romántico atardecer

Lisboa, en Portugal ofrece un mundo de paisajes para disfrutar en pareja. El “Miradouro da Senhora do Monte” es el lugar ideal para disfrutar de una perfecta vista panorámica de la ciudad. Desde este punto se pueden apreciar lugares de interés como el Castillo de San Jorge y el Convento do Carmo.

Otros imperdibles en Lisboa son el barrio del Chiado, donde se pasea y disfruta de emblemáticos establecimiento como el Café A Brasileira donde se podrán tomar una fotografía compartiendo mesa y café con la estatua del poeta Fernando Pessoa. El Elevador de Santa Justa es otra atracción popular en el que se puede subir desde el Distrito de Baixa hasta las ruinas de la Iglesia do Carmo.

Si se cuenta con tiempo, bien merece una escapada a Sintra, también conocida como la ciudad de los palacios y el romanticismo, para disfrutar de cinco enigmáticos lugares que nunca decepcionan al visitante: el Palacio Nacional, el Palacio Da Pena, el Castillo de los Moros, la Quinta Da Regaleira y el Palacio de Monserrate. Esta ubicación también tiene gemas ocultas como la Playa Adraga, rodeada de acantilados, o el Cabo da Roca, el punto más occidental de Europa Continental y que ofrece atardeceres que enamoran.

Te puede Interesar:  Hombros, los protagonistas del New York Fashion Week

Un beso entre suspiros

A tan solo una hora y media de París, Venecia, en Italia es un punto donde el romance se vive en cada esquina. El famoso Carnaval de Venecia no se escapa de la celebración de San Valentín y ofrece actividades inolvidables para vivir en pareja como su tradicional desfile de máscaras. No puede faltar un paseo en góndola a través del cual descubrir espléndidos palacios, iglesias, puentes y jardines que flanquean los canales de esta ciudad acuática.

Un rincón para un momento mágico es el Puente de los Suspiros el cual es ícono de la ciudad y escenario ideal para un beso.

El sello de amor

La comida francesa es reconocida internacionalmente, por lo que una cena en pareja debe estar entre los planes en la Ciudad de la Luz. Esta podría ser en alguno de los restaurantes de la Torre Eiffel para disfrutar de la vista sobre toda la ciudad, o a bordo de un inolvidable crucero por el rio Sena.

Una parada en el histórico barrio de Le Marais será una ocasión muy especial para los amantes de la historia que buscan un toque chic. Este es el lugar ideal para vivir la arquitectura del París Medieval a la que hoy dan vida lugareños y turistas que visitan la Place des Vosges, el Museo Picasso, sus boutiques, sus bares y bistrots.

Hasta hace un par de años el Pont Des Arts era el escenario en el que miles de personas sellaban su amor colocando un candado con sus iniciales en la barandilla. Este puente es el lugar en el que está ambientado el primer capítulo de Rayuela, la famosa novela de Julio Cortázar.

A oscuras, es mejor

Una escapada en pareja hasta Ámsterdam, en los Países Bajos, para recorrer sus numerosos canales y puentes y disfrutar su bella arquitectura de los siglos XVI y XVII, puede ser un plan muy romántico. Será muy sencillo conseguir alojamiento en una histórica casa barroca a orillas de un canal o incluso en una de las casas flotantes que abundan en la ciudad.

Y si de experiencias alternativas se trata, ¿Qué tal una cena completamente a oscuras? El restaurante Ctaste ofrece a sus comensales una experiencia única donde se ponen a prueba todos los sentidos.

Por último, para los amantes del arte, una visita al Royal Concertgebouw, donde podrán disfrutar del especial de música clásica para San Valentín interpretada por las mejores orquestas a nivel mundial.