Como cada año, la gala benéfica del MET, que da inicio a la exposición de moda anual del Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte de la ciudad de Nueva York, reunió a  las más influyentes celebridades, aristócratas y personalidades de New York y el mundo.

Este año la exposición del Costume Institute (que podrá verse hasta el 4 de septiembre), celebra la obra Comme des Garçons: Art of the In-Between, de la vanguardista diseñadora japonesa Rei Kawakubo. Su moda se caracteriza por una influencia de colores fuertes como el rojo y una inclinación hacia los tejidos, las prendas voluminosas, estructuradas y arquitectónicas.

Fotos: EFE/Justin Lane
EXPOSICIÓN ‘REI KAWAKUBO: COMO LOS NIÑOS, EL ARTE DE LO INTERMEDIO’

En la alfombra roja de la gala, que estaba inspirada en el estilo abstracto y expresivo de la japonesa, hubo de todo: Desde atuendos con mucho carácter, como el de las cantantes Rihana, hasta tiernos vestidos de sirena y cortes impecables que en esta ocasión nada tenían que ver con el dress code. Sin obviar los atuendo excesivos, que llegaban al límite de la extravagancia, como el que lucieron, entre otras, la actriz Thandie Newton y la cantante Katy Perry.

Te puede Interesar:  Los príncipes Guillermo y Enrique recuerdan la última llamada de su madre
La cantante Rihanna fue una de las más imponentes. Acertó con un modelo de Kawakubo.

 

Un poco exagerada lució Haley Bennett, con un atuendo más inclinado hacia las cortes reales de Francia del siglo XVIII que al estilo de la japonesa.

 

ZUMAPRESS
Con cabeza rapada y plateada, mucho brillo en todo su cuerpo y este modelito de Chanel, llegó la modelo Cara Delevigne a la alfombra roja de la Gala del Museo Metropolitano de Arte (MET).

 

Plumas, tul, bordados y piedras. Este look de la cantante estadounidense Janelle Monae estuvo más cerca de la representación dramática de un cisne que del estilo vanguardista de Rei Kawakubo.

 

Otra que pareció no entender claramente el concepto de la gala fue la cantante Katy Perry, quien lució un extravagante diseño rojo de John Galiano con transparencias, velo, cola, volantes, pedrería.

 

La diseñadora de modas Donatella Versace (i) con su melena amarilla y su traje dorado junto a la empresaria y estadounidense Kylie Jenner con su sensual vestido nude semitransparente con detalles florales y flequillos de cristales.

 

Fernando Garcia (i), Zoe Kravitz (centro) y Thandie Newton(d), que lució un complicado look de maquillaje excesivo y tocado a lo Frida Kahlo.

 

La modelo Kendall Jenner robó las miradas con su arriesgado look totalmente transparente.

 

Aunque el vestido de la cantante Celine Dion, con pronunciado escote en la pierna y diferentes texturas, era llamativo, en realidad lo que más impresionó de la artista fue su estructurado peinado, que nunca dejó claro si se trataba de su propio cabello o de un tocado.

 

La pose inusual del cantante estadounidense Sean ‘Diddy’ Combs (i) y Cassie (d).

 

¿Una muñeca japonesa? Así fue el osado look de la modelo Grace Hartzel.

 

La larga cola del vestido de gabardina de la actriz Priyanka Chopra, diseñado por Ralph Lauren, debió ser acomodada todo el tiempo.

 

Pharrel Williams y su mujer, Helen Lasichanh, vestidos de Comme des Garçons.

 

Flequillos, bordados, plumas, transparencias y hasta un lazo XXL entrelazado formando un traje. Así fueron los atuendos de la cantante británica Rita Ora (d), la diseñadora Georgina Chapman (c) y la modelo Chrissy Teigen.

 

La estadounidense Julie Macklowe y su look en tartán, propio de la cultura escocesa.

 

La modelo Bella Hadid con mono de Alexander Wang, dejó poco a la imaginación.

 

Los accesorios en la cabeza también dijeron presente, como este casco plateado con detalles en pedrería que llevaba la celebridad televisiva Carly Steel.