Hace ya 20 años de la partida de la princesa más querida y recordada en la época moderna, Diana de Gales.

Fue un 31 de agosto de 1997 cuando la carismática Lady Di (como se le conoció a nivel mundial), su novio, el millonario Dodi Al Fayed, y el conductor del auto, fallecieron en un accidente automovilístico en el parisino Puente del Almá, cuando la pareja huía de los paparazzis. No obstante, las investigaciones y el veredicto del jurado del Tribunal Superior de Londres, en 2008, concluyeron que fue un accidente por exceso de velocidad y “deterioro de la capacidad de discernimiento del conductor por el alcohol”.

Diana o La Princesa del Pueblo, como también era llamada, fue para muchos una de las figuras más controversiales en la realeza británica, pues siempre luchó a favor de una monarquía menos rígida y más cercana con la gente.

Diana de GalesEFE/Paul Vicente
Fotografía de archivo de Diana de Gales, a su llegada a la Tate Gallery en Londres, el 01 de julio de 1997.

La princesa era sinónimo de amor, sencillez y elegancia. Hoy, su legado sigue vigente, y a dos décadas de su fallecimiento, el pueblo la sigue recordando en sus eternos 36 años de vida, y la homenajea con motivo de esta fecha.

El pueblo recuerda a Diana

Exposiciones con sus vestidos y objetos personales, así como cintas inéditas han salido a la luz intentando revelar los secretos más íntimos de Lady Di.

EFE/Elvis González
Vista del vestido de novia usado por la princesa Diana en la boda real con el príncipe Carlos, que es parte de la muestra en memoria de Diana de Gales “Recordando a Diana (1961-1997)”, en Santiago de Chile (Chile). 

También se han realizado documentales sobre su vida, como “Diana, nuestra madre: su vida y legado” que la televisión británica emite a través del canal ITV y que trata de recordar la figura de la princesa desde el punto de vista de sus hijos, el príncipe Guillermo, duque de Cambridge, y el príncipe Enrique, de Gales.

Desde comienzos de esta semana, las puertas del Palacio de Kensington en Londres, la antigua casa de la princesa, han estado colmadas de ofrendas florales y pancartas en las que se observan fotografías de la fallecida y se leen mensajes como “Reina de corazones”, “Diana inolvidable” y “Una verdadera inspiración”.

Conmemoración del aniversario 20 de la muerte de la Princesa Diana de GalesEFE/Andy Rain
El seguidor monárquico Terry Hutt de Weston-super-Mare, posa junto a los tributos en homenaje a la princesa Diana de Gales, colocados a las puertas del Palacio de Kensington en Londres, Reino Unido.

Incluso, en el monumento de la Llama de la Libertad sobre el puente del Almá, que fue construido en honor a la difunta princesa británica, varias personas han dejado flores y fotografías para recordar su legado.

20 aniversario de la muerte de la princesa Diana de GalesEFE/Christophe Petit Tesson
Varias personas dejan flores y fotografías en el monumento de la Llama de la Libertad sobre el puente del Almá en honor a la difunta princesa británica Diana de Gales, en París.

Los príncipes también se han hecho presente en la conmemoración, asistiendo el pasado 30 de agosto al Jardín Blanco en terrenos del Palacio de Kensington, creado en memoria de su madre.

20 aniversario muerte Lady DiXinhua/Str
El príncipe Guillermo (i), duque de Cambridge, y el príncipe Enrique (d), colocan flores frente al Palacio de Kensington, previo a la conmemoración del 20 aniversario del fallecimiento de la princesa Diana, en Londres, Reino Unido.

Un homenaje original

El recuerdo de Diana no solo palpita en el palacio y los monumentos en su memoria, en las calles también se siente su memoria. El artista callejero Endless recorrió los alrededores de Londres con un retrato de la princesa Diana colocado alrededor de un autobús Routemaster (clásico autobús turístico), que se detuvo en lugares significativos para la fallecida.

20 aniversario de la muerte de la princesa Diana de GalesXinhua/Matrixpictures.Co.Uk/Matrix/ZUMAPRESS
El artista callejero “Endless” presenta una obra publicitaria para conmemorar el 20 aniversario del fallecimiento de la princesa Diana, en Londres, Reino Unido.

Una banda militar también realizó una serie de interpretaciones favoritas de la princesa en la cubierta superior del autobús mientras que el artista lanzaba una serie de bengalas.