La tercer y última noche del Fashion Week Panamá fue dinámica. La alegría se desbordaba en las pasarelas de muchos de los diseñadores, donde los ritmos latinos acompañaban el tontoneo de las modelos. En los atuendos, la soltura y cadencia se imprimió con telas holgadas, cortes acampanados, volantes y borlas.

Con una rítmica música cubana, la diseñadora hondureña Mary Ann Kafati comenzó su presentación. Su colección tenía mucho movimiento como la salsa que sonaba de fondo; las borlas en las terminaciones de las prendas lograban ese efecto dinámico sobre las telas lisas y holgadas en tonos neutrales.

También caracterizó la colección los pantalones boca ancha. Las camisas, también acampanadas, al igual que los croptops, se llevaban drapeadas, con un hombro afuera y con un amarre a medio lado que caía hasta las piernas.

La borlas empezaron a aparecer en el desfile de Mary Ann Kafati.Jaime Lucar
La borlas empezaron a aparecer en el desfile de Mary Ann Kafati.

Divertida y rebelde

La diseñadora panameña Annie Chajín mostró, como es costumbre, una colección vibrante con toque étnico. Estampados inspirados en la cultura panameña, accesorios en tonos neón, zapatillas decoradas con colores vibrantes, flequillos en la cintura y borlas de pies a cabeza, caracterizaron la colección.

Durante la pasarela aparecieron personajes del folklore nacional, demostrando así la panameña de dónde proviene su inspiración.

Los estampados y accesorios de Annie Chajín se inspiran en la cultura local.Jaime Lucar
Los estampados y accesorios de Annie Chajín se inspiran en la cultura panameña.

Vamos a la playa

La marca venezolana de moda de playa Chan Chan, también llenó el espacio de movimiento con sus pareos con  volados en telas holgadas y sus aretes con borlas.

Trajes de baño de una y dos piezas, con y sin mangas lucían las modelos. Los estampados se llevaban florales, con figuras geométricas y a rayas, muchas veces haciendo contraste en una sola pieza.

Chan Chan mostró estampados contrastantes tonos vivos.Jaime Lucar
Chan Chan mostró estampados contrastantes tonos vivos.

El toque setentero de Ángel Grave

La cantante panameña Yomira John apareció sola en el escenario llenando el recinto con su potente voz, que entonaba una suave canción en francés. Luego, poco  a poco las modelos desfilaban la colección casual del diseñador panameño Ángel Grave, que en principio parecía muy sobria y neutral, en tonos blanco y negro. Los pañoletas en el cuello y las letras en las prendas mostraban un aire retro, hacia la época de los 70.

De repente, con el cambio de música hacia una onda más tropical, empezaron a exhibirse piezas más alegres y llamativas. Volantes en las caderas, la cintura y las mangas aparecían ahora en los atuendos, que también presentaban contrastes entre colores vivos, así como una mezcla de líneas y estampados florales.

Los hombros afueras y las mangas caídas fueron una particularidad de esta colección, así como las borlas en las diferentes prendas.

Ángel Grave nos dio un paseo desde lo neutral hasta lo tropical.Jaime Lucar
Ángel Grave nos dio un paseo desde lo neutral hasta lo tropical.

Inspiración nicaragüense

Otro que se decantó por los volantes, en las camisas y faldas, fue el nicaragüense Vicente Castellón, quien luego de su desfile nos contó que se había inspirado en la cultura de su país, muy colorida y estridente, para crear su colección.

Pantalones y faldas a la pantorrilla en colores ácidos y rayas verticales y horizontales, combinó el diseñador con camisetas blancas con su logo, para crear una onda más casual y moderna.

Las mangas caídas y los hombros descubiertos también estuvieron presentes en la colección.

Volantes, colores vivos y rayas en la colección de Vicente Castellón.Jaime Lucar
Volantes, colores vivos y rayas en la colección de Vicente Castellón.